Camas abatibles para espacios pequeños

camas espacios pequeños

Cosas por medio, guardadas en maletas encima de los armarios, escondidas en rincones o huecos… Montones de juguetes de niños o artilugios de tus hobbies… Visitas inesperadas o, incluso, habituales que restan más espacio en tu casa… ¿Te suenan de algo estas situaciones?

Un problema bastante común en el hogar es la falta de espacio y, normalmente, son dos los motivos que lo causan. Uno es porque la vivienda es pequeña y no tienes físicamente metros cuadrados para poder alojar a más personas y colocar enseres. El otro motivo es que, a medida que pasan los años, acumulas más y más cosas: ropa, toallas, sábanas, electrodomésticos, objetos varios, trastos…; tu casa se llena de cosas que cada vez requieren de más espacio para almacenarlos, pero el problema es que ya no tienes sitio donde guardar tanto.

¿Te ocurre a ti alguna de estas circunstancias? ¿Ambas? Sea cual sea el motivo, si necesitas más espacio en tu hogar, una cama abatible es la solución que andas buscando.

camas abatibles imagen para post cabecera

La gran finalidad de la cama abatible, además de proporcionar un lugar donde descansar, es ayudar a optimizar los espacios reducidos. Pero no pienses que por tener esta doble función, no dormirás bien en ella. Todo lo contrario, una cama abatible es un mueble muy funcional: te garantiza un lugar de almacenaje extra con todo el confort del mejor equipo de descanso que puedas encontrar en el mercado.

Tipos de camas abatibles

Veamos los distintos tipos de camas abatibles que existen…

1. Cama abatible básica

¿Un armario en la pared? Abre el aparente armario y haz aparecer la cama más confortable en la que puedas dormir y, cuando te levantes, tener todo el espacio que necesitas en la habitación.

Existen dos tipos de camas abatibles: verticales u horizontales.

Las camas abatibles verticales son las primeras que se te vienen a la mente cuando alguien menciona una cama abatible. Cuando están cerradas, estas camas no ocupan mucho espacio de la pared, y pueden aprovecharse para colocar una tabla que haga de escritorio o un espejo. Al abrirlas, el inconveniente que presentan es que en ocasiones pueden ocupar un gran espacio de la habitación, dificultando la movilidad.

Por otro lado, las camas abatibles horizontales, al desplegarse ocupan mucho menos espacio. Son las más recomendadas cuando la habitación es muy estrecha.

También pueden diferenciarse por el tipo de apertura; las hay con apertura y bajada manual, donde tienes que aguantar el peso de la cama al sacarla; semiautomática, la cual está regulada con muelles o pistones de gas; y automática, que se abre sin tener que hacer esfuerzo, tan sólo se saca un poco y ya se baja sola.

2. Cama plegable

Para las visitas inesperadas que tienes a menudo. Ten recogida una cama plegable y sé el perfecto anfitrión dándoles todo el descanso que merecen. ¿Será por eso por lo que siempre vuelven?

3. Canapé abatible

La apariencia de una cama normal con un cajón extra grande para almacenar. De la manera más cómoda, podrás levantar la tapa del canapé y guardar dentro todo lo que tú quieras.

4. Canapé abatible articulado

Además, existen canapés con su base laminada articulada. Una cama ortopédica que además te permitirá tener un mueble más para almacenar.

5. Cama nido

Dos camas en el espacio de una. Todo el confort que proporciona una cama de calidad se duplica al extraer, de debajo, otra cama igual de confortable. Nos es un abatible propiamente dicho, pero cumple su función de ahorrar espacio.

¿Otras opciones?

Litera

Una alternativa para aprovechar el espacio y garantizar la diversión para los más pequeños es la litera. Aunque no podemos agruparla dentro de las camas abatibles, son una opción que no queremos dejar de recomendar en este artículo. Los niños disfrutarán durmiendo en una “fortaleza del sueño”. No solo se divertirán durmiendo, sino también durante el día jugando en ella y por todo el dormitorio.

Además, también puedes aprovechar aún más el espacio colocando literas abatibles. Funcionan del mismo modo que una cama abatible y, al igual que éstas, pueden ser abatibles tanto vertical como horizontalmente.

¿Cuáles son las mejores camas abatibles?

¿Qué cama abatible es mejor para tu dormitorio? Para resolver esta cuestión tenemos que analizar quién duerme en cada habitación.

Si tu dormitorio de matrimonio cuenta con un espacio reducido, la mejor solución para ganar más almacenamiento es un canapé abatible. ¿Te has fijado en lo que hay debajo de tu cama? ¡Nada y mucho! Debajo de tu cama no hay nada, solo un gran hueco, un espacio perdido, unos metros cuadrados sin utilizar que únicamente se llenan con aire. Pero debajo de tu cama hay mucho, mucho espacio donde guardar cosas, un gran lugar para almacenar. Además, si tienes  necesidades especiales que requieren de una cama articulada, también puedes contar con un espacio extra de almacenaje gracias al canapé abatible articulado.

En un dormitorio de niños o juvenil, las soluciones para ahorrar espacio son múltiples. Puedes optar por un canapé abatible y así poder tener más muebles donde guardar cosas. O si solo necesitas ganar algunos metros cuadrados a la habitación, puedes colocar una cama abatible (vertical u horizontal) que recogerás y dejarás escondida cada mañana cuando se levante (sin trucos de magia…). Si en la habitación duermen dos niños, otra opción es comprar una litera (lo que más gusta entre los pequeños) o una cama nido.

Para habitaciones que se convierten en dormitorio de invitados, puedes escoger entre canapé abatible (a la vez que te sirve de armario para acomodar lo que traen en la maleta tus visitas), cama nido (da igual que venga uno o dos invitados), cama plegable (guárdala en un rincón cuando no se utilice) o litera (si los invitados suelen ser pequeños o jóvenes).

Pero todavía queda otra estancia de tu casa donde puedes alojar a tus visitas y además ganar un extra de almacenaje: el salón. ¿Cómo puedes conseguirlo? Tan sencillo como colocar un canapé individual (con cojines bien cómodos a modo de respaldo) y transformarlo en un sofá. ¿No te parece funcional y confortable?

¿Qué colchón necesito para mi cama abatible?

Las camas abatibles tienen una estructura sólida que hace que pueda soportar el mismo peso que un somier, 120 kilos en camas individuales y 180 en camas de matrimonio. Por tanto, podremos escoger el colchón que mejor se adapte a nosotros.

En el único aspecto que tendremos que prestar más atención es sus medidas. Habrá que asegurar que el ancho del colchón no sea superior al de la tabla y que la altura o grosor sea al menos tres centímetros inferior al hueco de la estructura, para asegurar que pueda cerrarse correctamente.

¿Cuánto cuestan las camas abatibles?

Llegado al momento en el que decides firmemente optar por una de estas soluciones, de repente surge otra dudas: ¿cuánto cuestan las camas abatibles? ¿Son muy caros los equipos de descanso que ayudan a ahorrar espacio?

La respuesta es sí y no; ahora te aclaro esta incertidumbre. Como ocurre con cualquier producto del mercado, alguno de ellos son más caros porque están considerados “lo mejor de lo mejor” o porque, simplemente, el vendedor quiere incrementar los precios para ganar más; del mismo productos, encuentras gamas más económicas, ya que estas son más sencillas.

Pero también existen aquellos productos en los que la calidad y el precio están realmente bien equilibrados. Este es el caso de las tiendas online. En una tienda de colchones online puedes comprar canapés abatibles y equipos de descanso que solucionan problemas de espacio a precios muy bajos y con la mejor calidad.

Entra dentro de una colchonería online y sorpréndete al ver los precios y ofertas de canapé abatible en polipiel, camas ortopédicascanapé abatible articulado y otros productos. Verás qué fácil, rápido y seguro es comprar a través de Internet. Y, lo mejor de todo, adquiere productos nuevos, de la mejor calidad y a precios de risa.

Después de tanto reír, solo te quedarán ganas de dormir en tu nueva cama abatible y tener dulces sueños.

Esperamos vuestros comentarios aquí abajo, os ayudaremos en cualquier duda que tengáis 😉

Ir arriba