Si estás pensando en hacerte con uno has de saber que no todos los modelos son iguales y existen diferentes tipos de colchones viscoelásticos. Para poder tomar una decisión que se adapte totalmente a nuestro descanso hay que conocerlos.

Tipos de colchones viscoelásticos según su fabricación

Colchón viscoelástico espumado

Este modelo de colchón se fabrica mezclando de manera precisa diferentes componentes que dan lugar a   una composición química que deja los poros del colchón muy abiertos. Esta composición química, al dejar los poros dilatados, hace que la manera típica en la que la viscoelástica recupera su forma sea muy rápida.

Un colchón espumado tarda muy poco tiempo en volver a su forma original una vez que hemos  ejercido presión sobre él gracias al tamaño de sus poros, lo que se traduce, a su vez, que son modelos muy transpirables.

Colchón viscolelástico moldeado

En este caso, el poro del colchón es más pequeño gracias a que los componenentes químicos son diferentes a los usados en el caso anterior. Además, recibe este nombre ya que se usan moldes para su fabricación.

Al tener el poro cerrado nos encontramos con un modelo que recupera de manera más  lenta esa huella que podemos plasmar sobre él y, además, son menos transpirables.

Tipos de colchones viscoelásticos según su núcleo

Existen muchos tipos de colchones, pero los de viscoelástica tienen una característica muy peculiar: nos aportan gran comodidad, se adaptan a nuestro cuerpo pero por sí sola no nos ofrecería una buena superficie de descanso.

Es por ello que dentro de los diferentes modelos de colchones viscoelásticos, ya sean espumados o moldeados, encontramos que su núcleo tiene que estar compuesto, necesariamente, por algún otro material. Los dos principales serían:

  • Colchones viscoelásticos con muelles ensacados: en estos modelos el núcleo está compuesto por muelles individuales que permiten una gran adaptabilidad del cuerpo, siendo una gran opción para dormir en pareja. Un ejemplo sería el modelo Colchón Florencia Spiral.
  • Colchones viscoelásticos con espuma de alta densidad: para aportar al colchón esa firmeza que necesita a través de espumaciones HR, que ofrecen adaptabilidad al cuerpo. Por ejemplo, uno de los mejores y más famosos colchones tiene esta composición HR, el colchón Emma.

Tipos de colchones viscoelásticos según su tratamiento

Los avances en i+D en el sector hacen que también podamos diferenciar los tipos de colchones viscoelásticos según tratamientos que se le pueden aplicar a sus materiales. De este modo, cada uno de ellos nos ofrecerá propiedades diferentes, que también variarán en función de capas, núcleo o modo de fabricación. Los tratamientos más comunes serían:

Colchones viscoelásticos con tratamientos de Aloe Vera

Es conocido por todos las propiedades que nos ofrece el Aloe Vera como remedio natural para ciertos problemas. Este compuesto natural es muy común en los colchones de viscoelástica, así como en las almohadas.

Es muy común encontrarlo en colchones para cunas, pues aporta gran comodidad y frescor, algo ideal para nuestros peques. Por ejemplo, este colchón cuna de Dormi Life tiene tejido de Aloe Vera y núcleo de espuma.

Colchones viscoelásticos con tratamiento de grafeno

Los modelos con tratamiento de grafeno te aseguran que el calor se reparta por la superficie del colchón y puedas dormir más fresco. Es una manera más de asegurar la comodidad a través de este tratamiento, que reconocerás en los colchones porque para identificarlo aparece una zona gris.

Por ejemplo, el modelo Excelsior Spiral es uno de los mejor valorados por nuestros clientes y una de sus capas es de ViscoGrafeno, en este caso, como ves, con núcleo de muelles ensacados.

Colchones viscoelásticos con tratamiento de carbono

El carbono es otro elemento que se puede añadir a los compuestos, lo que nos estaría facilitando también, como en el caso anterior, una buena distribución del calor. Es un compuesto que facilita la absorción de la humedad, por lo que es genial para usarlo en almohadas de carbono.

Colchones de viscoelástica con viscogel

El viscogel es una capa que se añade a estos modelos con el fin de crear colchones más frescos y transpirables, especialmente en las épocas de calor. Es reconocible porque los compuestos de este gel son azules. Si echas un vistazo al ejemplo anterior, el Colchón Excelsior Spiral, podrás comprobar que es muy completo pues también añade capa de gel.

Colchones viscoelásticos según su densidad

Por último, además de todas estas cuestiones, tendrás que elegir qué tipo de densidad necesitas para dormir tranquilo, pudiendo escoger entre:

  • Baja densidad: entre 18-40 kilos por m3.
  • Densidad media: entre 45-75 kg por m3.
  • Alta densidad: más de 80 kg por m3.

¿Ya sabes qué colchón viscoelástico se adapta a ti? ¡Quizá sea alguno de los ejemplos! Si no es así, siempre puedes revisar nuestro catálogo completo de colchones viscoelásticos en dormitorum.com y hacerte con el que mejor encaje contigo, ¡dulces sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo info@dormitorum.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba