680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Abatibles
Camas Articuladas
Geriatria
Accesorios

Si te pregunto qué elementos son imprescindibles para tener un buen descanso, seguro que tu respuesta será “un buen colchón, claro está”. Y sí, tienes mucha razón. El colchón es fundamental para tener un descanso reparador, pero no es suficiente. La almohada que utilizas para dormir también afecta, y mucho, a tu descanso. De nada sirve un buen colchón si la almohada te impide descansar bien y recargar pilas al 100%.

¿Quieres saber qué almohada es mejor para dormir del tirón y levantarte de un salto? En Dormitorum te ayudamos a elegir la almohada ideal para ti.

¿Qué tipo de almohada es mejor?

Al igual que ocurre con los colchones, la mejor almohada para ti no es la misma que para otra persona, todo depende de las necesidades de cada durmiente y tienes que averiguar cuál es la perfecta para ti. Así que cuando vayas a una tienda de colchones, que no te quieran vender la mejor almohada del mercado porque no existe. Por eso, a la hora de elegir la mejor almohada, tienes que tener en cuenta el tamaño de la almohada, y es que la anchura de esta debe ser siempre superior a la de tus hombros mientras que la altura y el grosor va a variar según la postura al dormir.

Por lo tanto, una de las claves para elegir la almohada ideal  va en función de cómo duermes.

Si duermes de lado

Durmiendo de lado necesitas una almohada que sea gruesa, como de unos 15 cm. Con ella conseguirás que tu cuello se mantenga recto junto con el resto de tu columna vertebral. Si tu cuello no está alineado con tu espalda, a la larga sufrirás problemas cervicales, dolores musculares y de cabeza. Más adelante te cuento más acerca de esto.

Si duermes boca arriba

Si duermes boca arriba necesitas una almohada de grosor mediano (12-13 cm). Tu cuello debe elevarse un poco para mantener la alineación con la espalda, aunque no tanto como en aquellos que duermen de lado.

Si duermes boca abajo

Si boca abajo es tu postura habitual, la almohada ideal para ti es fina, blanda y flexible (10 cm). En esta posición tu cuello no necesita tanta altura para mantener el eje de la columna alienado. Sin embargo, esta posición no es muy recomendable porque se fuerza una rotación en las vértebras cervicales.

Para todas las posturas

Si eres de los que está cambiando continuamente de postura durante la noche, lo más recomendable será una almohada que tenga una firmeza media ya que de adaptará a todas tus posiciones.

Pero también debes conocer los tipos de almohadas que existen y escoger el más adecuado para tus necesidades.

que almohada es mejor

 

Tipos de almohadas según sus materiales

El tipo de material del que está compuesta o rellena la almohada es un aspecto fundamental que tienes que tener presente cuando vayas a elegir tu almohada y es que, existen varios tipos de durezas y firmezas. De esta manera también evitarás posibles alergias.

Entre los materiales de composición de las almohadas puedes encontrar los siguientes…

Fibras sintéticas

Este tipo de almohada es recomendable si duermes boca abajo porque las fibras sintéticas son un material blando, flexible y transpirable. Permiten acomodar tu cuello a la misma altura, casi plana, de tu espalda. Esta almohada también es muy recomendable para niños. En Dormitorum tenemos almohada de fibra siliconada, una almohada con un material de excelente calidad.

Plumón y pluma

Tienen las mismas características que las almohadas de fibra sintética pero este tipo provoca alergias. No es de las más recomendables.

Viscoelástica

La almohada viscoelástica es la mejor opción si duermes de lado. Este material tiene una gran adaptabilidad gracias a su tecnología de “memory  foam” y, por tanto, se ajustará a la altura justa que tu cuello necesite para mantener alineado el eje de toda tu columna vertebral. No son recomendables para aquellos que se muevan mucho durante la noche.

Látex

Tienen unas características muy parecidas a las almohadas de viscoelástica pero también cuentan con un inconveniente: el látex es un material que necesita mucha ventilación y no es adecuado para climas húmedos.

Tipos de almohadas según su forma y ergonomía

Existen tres principales tipos de almohadas:

Tradicional

Es la almohada común que todos conocemos. Se caracterizan por ser alargadas y estrechas. Son recomendables para las personas que adoptan todo tipo las posturas.

Mariposa

Como su nombre indica, tienen forma de mariposa ya que es estrecha en la zona central y se ensancha en los extremos. Es recomendable para aquellas personas que padecen dolores en la zona cervical y dorsal.

Cervical

Son específicas para personas con fuertes dolores de cervicales. Tiene dos zonas convexas y una zona cóncava, para adaptarse mejor al cuello y a la cabeza. A continuación, te explicamos más acerca de las almohadas cervicales y cómo elegir la más apropiada para ti.

¿Cuáles son las mejores almohadas cervicales?

¿Te duele el cuello a menudo? ¿Sientes tensión en la zona cervical? ¿Te despiertas con más dolor que con el que te acuestas? El estrés es el peor enemigo que puede tener tu cuello y espalda, pero aún se vuelve más terrible si se alía junto con una almohada no adecuada a tus necesidades.

Para que tus músculos se relajen mientras duermes necesitas una almohada para problemas cervicales, ya que cuentan con un sistema de amortiguación extra asegurándote así, una mejor sujeción del cuello al dormir. De esta manera vencerás la tensión muscular que provoca tu mal descanso.

Con una almohada cervical te levantarás sin sentir dolor y afrontarás tu día a día con más energía y productividad. A la larga, ¡ganarás en felicidad!

En Dormitorum tenemos distintos tipos de almohadas cervicales. Si quieres saber cuál es la mejor almohada cervical para ti, tan solo tienes que escoger la que consideres que tiene las características más confortables y que mejor se adaptan a ti. Este es el secreto, así de fácil. Elige entre almohada picadillo visco aloe, almohada nucleo visco mash, almohada nucleo visco gel. Si necesitas ayuda, ponemos a tu disposición a nuestros expertos del descanso.

El mercado de almohadas

Dormir con la almohada incorrecta puede afectar negativamente a tu descanso y producirte dolores de cabeza, problemas cervicales y de espalda. No solo esto, también ronquidos o dificultad para respirar. Lo importante al escoger la mejor almohada para tu descanso es que tengas en cuenta la posición en la que duermes y, sobre todo, que sientas un gran confort a la hora de dormir con ella.

Te aconsejamos además una última medida para elegir tu almohada ideal. Precisamente de eso se trata, de calcular. Túmbate en tu cama y mide la altura que hay desde el colchón hasta tu cara. Así sabrás realmente el grosor de la almohada que te garantizará el descanso que tanto necesitas y mereces.

Por suerte, el mercado de almohadas que existe en la actualidad es muy variado como puedes comprobar y tienes para elegir entre muchos tipos distintos. No pierdas el sueño porque tu descanso está asegurado, solo tienes que encontrar la mejor almohada para ti. Y en Dormitorum la tenemos. A por ella y ¡felices sueños!

Consejos para el cuidado y conservación de tu almohada

Después de haber elegido finalmente la que será tu almohada, es importante que cuides bien de ella y le proporciones un mantenimiento correcto para conservar sus propiedades originales por muchos años.

Airear la almohada

Debes airear la almohada por lo menos una vez a la semana mediante una buena ventilación de la habitación.

Voltear la almohada

Con este proceso evitarás que la almohada pierda su forma original.

Lavar con cierta frecuencia

Te recomendamos lavarla entre una o dos veces al año.

Funda o protector de almohada

Es muy recomendable que protejas tu almohada con una funda protectora para garantizar su conservación y durabilidad. Basta con lavarla cada vez que cambiemos las sábanas. Otro aspecto importante a tener en cuenta es que la funda protectora tiene que ser transpirable.

Cambio de almohada

Con el paso de los años las almohadas pueden perder su firmeza, por lo que te recomendamos que la cambies cada 5 años aproximadamente.

Esperamos vuestros comentarios aquí abajo, os ayudaremos en cualquier duda que tengáis 😉

que almohada es mejor para dormir

 

Uso de cookies

En Dormitorum utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito