desinfectar colchón

La importancia de desinfectar un colchón 

Cuidar la higiene del hogar ha sido siempre un aspecto de vital importancia. La aparición del Covid-19 ha hecho disparar la alerta sanitaria en nuestra sociedad y, por tanto, ha aumentado aún más el interés en reforzar esta higiene en todas las instancias de nuestra casa. 

Las habitaciones pueden convertirse en un foco de contagio. Debemos tener en cuenta que no hay que compartir cama con una persona que tenga esta enfermedad, ya que el contagio sería inevitable. Una vez se haya curado, es recomendable desinfectar el colchón para evitar todo tipo de riesgos. 

Además, esta práctica no se utiliza sólo con los casos de Covid-19, sino que también tendremos que hacerla cuando haya malos olores en el colchón, tenga manchas, haya sido usado por personas desconocidas, cuando hayamos tenido otras enfermedades como la gripe o para eliminar los ácaros

Cómo limpiar y desinfectar un colchón 

Antes de empezar a desinfectar el colchón, tendremos que hacer una limpieza de la habitación. 

En primer lugar es importante ventilar la habitación, al igual que hacemos antes de hacer la cama.  

Mientras se ventila la habitación, aprovecharemos para  lavar la ropa de cama. Esto incluye sábanas, fundas nórdicas, protectores y almohadas. Para mayor seguridad, lee antes las etiquetas, pero lo ideal sería lavarlas a la máxima temperatura que puedan soportar (si es posible, a más de 60 grados) y con algún detergente desinfectante, así nos aseguraremos de que se eliminan todos los gérmenes. 

Para el secado, es recomendable dejarla al aire y que se sequen con el sol, ya que los rayos ultravioletas actúan como desinfectante natural. 

Además, si las almohadas son lavables es importante lavarlas también.  

Una vez nos centremos en el colchón, estos son algunos de los distintos productos de limpieza que podemos usar: 

Vinagre blanco 

El vinagre blanco es un remedio casero para eliminar las manchas de sudor y orina. Tan sólo tendremos que humedecer un paño en el vinagre y frotar las manchas, que irán desapareciendo. Aunque el vinagre desprende un fuerte olor, éste desaparecerá en cuanto se haya secado. 

Detergente líquido 

Otra alternativa es usar detergente líquido. Humedeceremos un paño con agua y le echaremos unas gotas del detergente. Después de haber frotado las manchas, es importante aclarar las zonas afectadas con un paño limpio y humedecido con agua fría y dejarlas secarse por completo. 

Agua oxigenada 

Para eliminar manchas secas utilizaremos agua oxigenada. Para ello mezclaremos dos partes de agua oxigenada por una parte de jabón líquido normal, lo agitamos dentro de un bote para crear espuma e introduciremos un cepillo de dientes limpio para coger la espuma y con el que frotaremos la mancha. Una vez eliminada la mancha, retiraremos los restos con un paño húmedo. 

En caso de que nuestro colchón sea viscoelástico, hay que tener cuidado de no humedecerlo en exceso. 

Bicarbonato sódico 

Después de haber eliminado todas las manchas, utilizaremos el bicarbonato de sodio para eliminar malos olores. Tan solo tendremos que espolvorearlo sobre la superficie del colchón y dejarlo actuar entre una y dos horas, dependiendo de lo fuerte que sea el olor. Una vez transcurrido este tiempo, aspiraremos el bicarbonato. Este producto también sirve para eliminar la humedad y acabar con bacterias y ácaros. 

Aerosoles 

Una vez hayamos retirado todo el rastro de bicarbonato, haremos la desinfección total del colchón con aerosoles desinfectantes. Este producto acabará de eliminar todo resto de bacterias, hongos y virus. Usaremos un aerosol desinfectante en formato spray, que podremos encontrar en cualquier tienda, y lo aplicaremos por ambas caras del colchón y sus laterales, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante. 

Otras recomendaciones 

Otros productos que pueden utilizarse para la desinfección es el amoniaco, que tendremos que mezclar con agua tibia y frotar sobre el colchón. También podemos usar el vapor, ya que elimina microorganismos. Existen máquinas limpiadoras de vapor con las que se aspira el colchón. En cualquier caso, hay que dejar que el colchón se seque correctamente. 

Una vez esté todo limpio y desinfectado, podremos volver a colocar toda la ropa de cama. Para mantener el colchón limpio y evitar el contacto directo con ácaros y bacterias, es recomendable usar un protector de colchón. Además, una rutina semanal que podemos adoptar es aspirar el colchón, así evitaremos acumular suciedad. 

1 comentario en “Cómo desinfectar un colchón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo info@dormitorum.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba