colchón duro o blando

¿Es mejor comprar un colchón duro o un colchón blando? En esta ocasión te ayudamos a escoger la firmeza ideal para tu nuevo colchón.

Haremos un análisis de las claves que determinan qué tipo de colchón   es mejor para ti. Entre otros factores hay que tener en cuenta la edad, el peso, las lesiones y la posición en la que dormimos.

Diferencias entre un colchón duro y un colchón blando

A continuación, vamos a darte las ventajas de cada uno de los colchones, pero debes saber que no existe una norma que determine radicalmente que un colchón duro sea mejor que uno blando o viceversa. De hecho, está comprobado que elegir un colchón duro o blando depende de cada persona y las necesidades que tenga.

Antes que nada, debes saber la diferencia entre dureza y firmeza: la dureza la da el acolchado y la firmeza la aporta el núcleo. Es decir, existen colchones firmes que a su vez son muy acogedores gracias al acolchado que lo envuelve.

Ventajas de un colchón duro

Cuando hablamos de colchones duros, nos referimos a colchones de firmeza alta. Si un colchón tiene menos amortiguación, mayor será el soporte para lograr una posición natural de la columna vertebral. Es decir, un colchón más duro nos ayudará a conseguir una alineación correcta de la espina dorsal.

Normalmente, las personas no podemos descansar bien en un colchón demasiado blando, ya que tratamos de buscar un equilibrio entre todas las partes de nuestro cuerpo constantemente. Esto hará que no paremos de movernos para encontrar la postura perfecta y, por tanto, no descansaremos bien. Por tanto, en un colchón de firmeza alta, conseguiremos tener un sueño más profundo y un mayor confort.

¿Para qué personas es adecuado un colchón duro?

  1. Personas de mucho peso: si una persona con sobrepeso elige un colchón blando, hundirá el material, no tendrá apoyo suficiente para la espalda y, además, la postura de la columna vertebral quedará muy arqueada.
  2. Personas que duermen boca arriba: estas personas necesitan apoyar la columna y los lumbares para prevenir dolores y estar cómodas. Por tanto, lo mejor para ellas es un colchón de firmeza alta.
  3. Personas que duermen boca abajo: una persona que duerme boca abajo necesita sostener las caderas y evitar hundimiento para estar cómoda a la hora de dormir. Por ello, lo mejor en este caso serían los colchones firmes.
  4. Personas muy calurosas.
  5. Bebés y jóvenes en edad de crecimiento.

Ejemplos de colchones duros

Ventajas de un colchón blando

Una de las ventajas más importantes de los colchones blandos es que se adaptan al cuerpo. Esto ayuda a que la mayor parte de nuestro cuerpo esté apoyada mientras dormimos, lo que hará que los puntos de presión disminuyan y el peso se reparta sobre la superficie, evitando así problemas de circulación y mejorando la calidad del sueño.

¿Para qué personas es adecuado un colchón blando?

  1. Personas que pasan mucho tiempo en la cama
  2. Personas con dolores producidos por una hernia discal o enfermedades como la fibromialgia.
  3. Personas que duermen de lado o en posición fetal. Para estas personas, los puntos de presión más vulnerables son los hombros, las caderas y el cuello. Por ello, se debe procurar que la columna esté correctamente alineada. En este caso, la elección de un colchón duro es la mejor opción.
  4. Personas adultas con poco peso. Estas personas no pesarán lo necesario para llegar a comprimir la espuma, lo que hará que la presión se concentre en la cadera y los hombros, provocando una postura poco natural.
  5. Si tienes un somier articulado, un colchón blando le viene genial por su gran elasticidad, ya que se adaptará al movimiento sin problema y mantendrá su confort en todas las posiciones.

Ejemplos de colchones blandos

Después de darte las principales ventajas y consejos para que puedas elegir entre un colchón duro o blando según tus necesidades, te invitamos a echar un vistazo a todos nuestros colchones. Estamos seguros de que ahora te será mucho más fácil escoger el que más se adapte a ti. ¿Verdad? Esperamos que sí. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba