cambiar somier por base tapizada

Seguro que cuando notas algún problema en la cama te has planteado cambiar el colchón ¿Has pensado alguna vez en cambiar el somier de láminas por una base tapizada? ¿Sabes que puede ser esa la causa de la incomodidad al dormir y no el colchón?

Estas estructuras son las grandes olvidadas. Por eso hoy te explicamos lo más importante que debe saber antes de cambiar tu somier por una base tapizada. Sigue leyendo.

¿Por qué cambiar tu somier por base tapizada?

En general una base tapizada suele ser más rígida que un somier de láminas, debido al tejido utilizado en la tapicería que la mantiene tirante.

También se puede ajustar la rigidez dependiendo del tipo de base tapizada escogida. Esta característica hace que la cama sea más resistente.

Cabe destacar que la base al estar tapizada tiene menos peligro que un somier de láminas, ya que las láminas no estarían al descubierto.

¿Qué diferencia hay entre un somier y una base tapizada?

A priori la funcionalidad es la misma. Ambos son estructuras que pertenecen a la cama y sirven para sujetar el colchón. La diferencia está en la forma y componentes de cada uno. Hay ocasiones en las que la palabra somier tiende a englobar el colectivo de tipos de esas estructuras. Pero ahora te voy a explicar en qué se diferencian un somier de una base tapizada.

El somier suele ser una estructura metálica con patas compuesta por láminas que van paralelas unas a otras a la estructura y de forma transversal.

Por otro lado, las bases tapizadas son también estructuras con patas, pero con la diferencia de que la base está compuesta por una tapa tapizada con tejido transpirable. La tapa de la base tapizada puede estar compuesta por láminas, muelles o tapa fija.

Cosas a tener en cuenta antes de cambiar

Se tiende a pensar que tanto un somier de láminas como una base tapizada son estructuras muy resistentes y que no sufren daños. Pues estás equivocado. Estas estructuras al igual que los colchones se acaban deformando a lo largo de los años. Por eso te presentamos 3 síntomas que te indican que debes cambiar tu viejo somier.

Crujidos cada vez que te subes a la cama.

Los ruidos no son un buen indicativo, suelen significar que tu somier no va a durar mucho más. Este ruido se suele originar por el desgaste de los materiales. Este problema se irá acrecentando con el tiempo y significa que el somier está realizando un esfuerzo para mantenerse en pie con el peso.

Láminas torcidas

En ocasiones al tumbarnos en la cama notamos que ésta se hunde por algún lado. En un primer momento puedes pensar que esto se debe al colchón, pero también puede ser problema de las láminas del somier. En este supuesto, por más que cambies el colchón el problema perdurará.

Bases tapizadas con hundimiento

¡Ojo! Las bases tapizadas también sufren el paso del tiempo. En el caso del problema de bases con hundimiento, es algo similar a las láminas torcidas que ocurren en el caso de los somieres. Durante la noche, al tumbarte en la cama puedes notar como ésta se hunde. Al igual que en el caso de las láminas torcidas este problema puede deberse que la base tapizada tenga hundimientos o abolladuras en la superficie.

Es importante estar al tanto de si surge alguno de estos problemas e ir pensando en cambiar el soporte de la cama. Tanto en el caso de las láminas torcidas como en el de las bases tapizadas con abolladuras hay que tener presente que si el problema no se soluciona es probable que el colchón se deforme. Por lo que te aconsejamos que no dejes pasar el tiempo e inviertas en comodidad.

Y tú ¿Qué prefieres? Una base tapizada o un somier de láminas, ¡participa en los comentarios!    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo info@dormitorum.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba