680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Cama
Camas Articuladas
Geriatría
Accesorios

Al igual que el dolor de piernas o el dolor de hombros por la noche, tener la boca seca al dormir puede afectar de manera negativa a nuestro descanso. 

La boca seca o xerostomía ocurre cuando las glándulas salivales no producen la suficiente saliva como para mantener la boca húmeda. Tener la boca seca puede provocar dificultades a la hora de hablar, masticar o tragar. Además, si la disminución de saliva y la sequedad de la boca persiste, puede pasar de ser una simple molestia a afectar a tu salud dental. 

Síntomas de la sequedad de boca 

Los síntomas más comunes para saber si tienes sequedad bucal son: 

  • Sensación de boca seca y pegajosa. 
  • Saliva espesa y viscosa. 
  • Sensación de ardor en la boca o en la lengua. 
  • Sensación de sequedad en la garganta y labios. 
  • Labios agrietados. 
  • Lengua seca y áspera. 
  • Llagas en la boca. 
  • Dificultad para masticar, tragar y saborear. 
  • Dificultad al hablar. 
  • Mal aliento al despertar. 

Causas de la boca seca 

Son varias las causas que pueden producir que se seque la boca: 

  • Respirar por la boca al dormir: Respirar por la boca es una de las causas más comunes de la sequedad de la boca. Hay mucha gente que, inconscientemente, respira por la boca cuando duerme. Lo más probable es que se deba a que tengan la nariz taponada por un resfriado o por alergia. 
  • Medicamentos: Existen muchos medicamentos que tienen como efecto secundario la sequedad de la boca. Entre ellos están los antihistamínicos, descongestivos, analgésicos, diuréticos, medicamentos para la presión arterial alta y para la depresión. La solución a esto NO es dejar de tomarlos, sino consultarlo y revisarlo con tu médico. 
  • Radioterapia y quimioterapia: Los medicamentos que se usan para tratar el cáncer pueden espesar la saliva y producir la sensación de sequedad, y la exposición a la radiación puede dañar las glándulas salivales. 
  • Enfermedades: Hay algunas enfermedades como la diabetes, el virus VIH o el SIDA, o el síndrome de Sjögren que pueden causar la inflamación de las glándulas del cuerpo, entre ellas las glándulas salivales, que pueden producir sequedad bucal debido a que se disminuye la producción de saliva. 
  • Daño en los nervios: Un daño o una lesión en la cabeza o el cuello puede afectar a los nervios que envían señales a las glándulas salivales para que produzcan saliva. 
  • Cambios hormonales: Las alteraciones hormonales como pueden ser la menopausia o el embarazo, pueden producir desequilibrios en el cuerpo. En estos desequilibrios se encuentra la disminución de la producción de saliva, que resecará la boca. 
  • Otras causas: El consumo de alcohol, tabaco o drogas como las metanfetaminas o la marihuana también pueden provocar sequedad en la boca y aumentar la frecuencia en la que se produce. También afecta a la aparición de estos síntomas la edad y el estrés. 

Consejos para el cuidado de la boca seca 

Según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial hay algunos consejos que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la boca seca. Estos consejos son: 

  • Beber mucha agua durante el día. Preferiblemente a temperatura ambiente, evitando las temperaturas extremas. 
  • Evitar las bebidas con azúcar y las bebidas con gas. 
  • Beber agua o bebidas sin azúcar durante la comida. Esto ayuda a masticar y tragar y, además, potenciará el sabor de los alimentos. 
  • Evitar las bebidas con cafeína como el café, el té o refrescos. La cafeína puede resecar las mucosas y, por tanto, producir sequedad en la boca. 
  • Masticar chicles o caramelos sin azúcar. Esto ayuda a la producción de saliva para mantener la boca húmeda. Los sabores de cítricos, canela o menta son buenas opciones para esto. Y, además de ayudar a no tener la boca seca, hay algunos caramelos y chicles que contienen xilitol y también son útiles para la prevención de las caries. 
  • Evitar consumir alimentos salados o picantes, ya que pueden producir dolor cuando se tiene la boca seca. 
  • Evitar consumir bebidas alcohólicas. También evitar usar enjuagues bucales que contengan alcohol. 
  • Evitar el tabaco. El tabaco puede ser muy perjudicial para la salud en todos los ámbitos, entre los que se incluye la salud bucal. Por ello, intente disminuir el consumo de tabaco, o, mejor aún, dejar de fumar. 
  • Usar un humidificador por las noches. El aire acondicionado y la calefacción pueden producir que se seque el ambiente. Un humidificador, como su nombre indica, ayudará a que se vuelva a humidificar.  

En cualquier caso, si el problema de la boca seca es algo recurrente y los síntomas continúan a lo largo del día, en Dormitorum recomendamos acudir al médico de cabecera o al dentista para que puedan detectar las causas por las que se está produciendo y elaborar un tratamiento para gestionar la boca seca. 

Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito