¿Por qué a mi hijo de 2 años le cuesta mucho dormirse?

a mi hijo de 2 años le cuesta dormir

Dormir es esencial, pero una de las cosas que trae consigo la paternidad es la falta de sueño. Hay que atender a los pequeños durante la noche y eso provoca que nuestro sueño sea un poco escaso. Por suerte, la situación va cambiando a medida que crecen, según van cumpliendo meses comienzan a dormir del tirón y eso permite a los padres dormir mejor. Pero hay ocasiones en las que parece que se vuelve para atrás, sobre todo alrededor de los dos años. 

¿Por qué a mi hijo de 2 años le cuesta mucho dormirse?

Ya hemos comentado en otros post que los niños de entre 1 y 2 años deben dormir entre 11 y 14 horas diarias para tener un sueño infantil saludable. Dentro de ese rango de horas se incluiría también las siestas, ya se duerma una o dos veces la siesta durante el día, aunque a partir de los 18 meses suelen dormir una sola siesta más larga justo después de comer, el propio niño lo irá indicando con su comportamiento.

Pero…¿Por qué a mi hijo le cuesta dormir por la noche cuando tiene esa edad? Esto se debe a que son más conscientes de todo lo que les rodea, son más perceptivos y se entretienen y alteran por cualquier cosa. En esta edad tratan de alargar al máximo la hora de dormir y no lo hacen hasta que quedan rendidos. En muchas ocasiones tu hijo te llamará por cualquier cosa, porque tiene hambre, porque quiere agua o incluso su juguete favorito, cualquier excusa es buena para evitar dormir. 

¿Y si mi hijo se levanta a mitad de la noche?¿Por qué puede suceder eso? 

Una  de las causas por las que tu hijo de dos años se despierte en mitad de la noche es por molestias en los dientes. A partir de los 6 meses los pequeños empiezan con la molesta dentición, aunque en algunos casos puede comenzar hasta en infantes de 3 meses. Este proceso se prolonga hasta los 30 meses, por lo que tu hijo puede estar despertándose debido a las molestias. 

Otro motivo por el que tu hijo se puede despertar por la noche es la conocida “ansiedad por separación” donde tu hijo se pregunta dónde están papá o mamá. Pero también es común que en esta edad comiencen a sufrir sus primeros sueños y, por ende, pesadillas. Para evitar sueños malos elige cuidadosamente a lo que expones a tu hijo durante el día, sobre todo antes de dormir, y elimina cualquier cosa que le pueda ocasionar pesadillas.

 ¿Cómo hacer que un niño de 2 años duerma toda la noche?

Crea una Rutina

Si tu hijo tiene problemas de sueño crea un hábito y una rutina diaria donde se vaya a dormir a la misma hora. Creando un ritual para antes de dormir y, sobre todo, haciéndolo a la misma hora todos los días, ayudará a que tu hijo inconscientemente sepa cuando tiene que irse a dormir y, aunque no quiera, su cuerpo esté más relajado y acostumbrado para conciliar el sueño.

Día activo

Asegúrate de que gasta sus energías durante el día para que llegue a la cuna cansado, esto ayudará al niño a dormirse rápidamente y sin rechistar. Juega con él, llévale al parque, bailad juntos, id a dar paseos… ¡Lo que más os guste!

Cuidado con las actividades antes de dormir

Evita que tu hijo haga actividades muy estimulantes desde una o dos horas antes de dormir, esto le alterará lo suficiente como para que no quiera dormirse y tenga las energías recargadas. 

Aprovecha las horas antes de irse a la cama para realizar actividades relajantes, como darle un baño caliente, ponerle música suave o leer un cuento, lo que sea que le transmita tranquilidad y relajación.

Elimina todo obstáculo

Como hemos comentado, los niños de los 2 años de edad suelen comenzar a tener sus primeros sueños y pesadillas, por lo que tendrás que tratar de identificar qué puede provocar esas pesadillas y eliminarlo de su día a día. También es conveniente que limites las horas que pasa delante de la televisión o de cualquier pantalla. Muchos padres pecan de dejar a sus hijos ver la tele durante varias horas al día, y es normal ¡Estamos rodeados de dispositivos electrónicos! Pero las pantallas, y las luces que emanan, pueden alterar el sueño de tu hijo. Lo mejor es poner límites en el tiempo que tu hijo pasa delante de la pantalla y, sobre todo, evitar que vean la tele desde una hora antes de dormir.

Crea un ambiente adecuado

Asegúrate de no hacer mucho ruido mientras tu hijo está durmiendo, saca cualquier aparato electrónico que pueda alterar su sueño de la habitación y asegúrate de que los equipos de descanso le están ayudando a conciliar el sueño

Puede que si tu hijo no puede dormir sea porque no se siente cómodo en la cuna. Es a partir de esta edad cuando los bebés suelen dejar la cuna y se pasan a una cama propia. Si no sabes cómo elegir un colchón para la cama de tu hijo te dejo esta entrada donde te ayudamos a tomar la mejor elección. Aun así te dejo aquí una tabla con las mejores opciones de colchón infantil para cuando tu hijo comience a dormir en su propia cama. 

ModeloFotoTipoPrecio
Colchón Cuba ViscoROLL VISCO CUBA
Viscoelástico

Ver precio
Colchón económico Confort ProCONFORT PROEspumaciónVer precio
Colchón económico Ortopédico FirmORTOPÉDICO FIRMEspumaciónVer precio

En dormitorum nos preocupamos por la salud del sueño de todos nuestros clientes, buscamos poner a tu disposición productos de calidad a precios imbatibles y ofrecer un tratamiento personalizado para que encuentres el mejor modelo de colchón que cumpla con tus necesidades. 

Esperamos que este post te haya ayudado a conocer las causas de por qué a mi hijo de 2 años le cuesta mucho dormirse y que nuestros consejos te sirvan para que el niño se duerma más rápido. Si quieres conocer más curiosidades y consejos sobre la salud del sueño te invitamos a que te pases por nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba