Tipos de almohadas para embarazadas ¿Cómo elegir la mejor?

almohadas para embarazada

El embarazo es uno de los momentos más felices por lo que pasa una mujer, pero no todo es color de rosa. Estar embarazada trae consigo muchas molestias, sobre todo en el tercer trimestre del embarazo, entre ellas el insomnio. Una de las consecuencias del insomnio en las embarazadas es que, debido al cambio en el cuerpo y de que sufren de constantes dolores de espalda, no pueden encontrar la postura correcta. Por suerte en el mercado actual hay una gran variedad de productos que ayudan a aliviar el problema. Hoy hablaremos de los diferentes tipos de almohada para embarazada, que ayudan a conciliar el sueño, y te ayudaremos a elegir el mejor tipo.

Tipos de almohada para embarazada

A continuación, te explicaremos los principales tipos de almohadas prenatales con las que las mujeres embarazadas consigues la posición correcta para dormir, ya que están diseñadas para adaptarse a su cuerpo.

Cuña embarazo

Este tipo de almohada es también conocido como media luna. Poseen una forma triangular donde un extremo es más grueso que el otro, para poder adaptarse a la posición de las mujeres embarazadas. En estas almohadas se puede apoyar la tripa cuando se duerme de lado, pero también sirve para apoyar la espalda en el caso de estar boca arriba, o incluso meterla entre las piernas. El tamaño es pequeño, y suelen estar fabricadas en espuma, pero con una rigidez suficiente para que la firmeza no incomode. Como plus, este tipo de almohadas se pueden utilizar cuando el bebé ha nacido, para apoyarlo durante la lactancia.

A pesar de ser uno de los modelos más extendidos, en muchos casos las mujeres embarazadas sufren además de dolores cervicales, por lo que se puede combinar con otra almohada que supla esa carencia. La almohada cervical mariposa, está pensada para los casos específico de dolores cervicales, y pueden ser utilizadas también por mujeres embarazadas que los sufran, pues no sólo te permite dormir boca arriba, sino también poner el hombro en el hueco y dormir de lado.

Almohada en forma de U

Las almohadas en forma de U tienen grandes dimensiones que abarcan el cuerpo entero de la embarazada. Se dice que tiene forma de U porque ambos extremos de la almohada llegan hasta los pies o la parte baja del cuerpo de la mujer, y hace una curvatura en la parte alta. Este tipo de almohada es muy cómoda pues la mujer puede dormir de lado sin problema, y permanecer en esta posición durante toda la noche, pues al tener una forma rígida limita el movimiento. El principal inconveniente que te puedes encontrar con este tipo de almohadas es que ocupe mucho espacio, si no tienes un lugar de almacenamiento amplio dentro de la habitación, como un arcón de un canapé o el altillo de un armario, puede ser un incordio guardarlo.

Almohada en forma de C

Este tipo de almohadas son más pequeñas que los modelos anteriores. La forma “C” viene impuesta con el fin de que la embarazada pueda apoyar tanto la espalda como la tripa, además de introducir las piernas. Al igual que pasaba con el modelo en U este tipo de almohada tiene una forma rígida, pero al tener un tamaño menor es más fácil de almacenar.

Almohada Alargada y Recta

Este modelo es parecidos a los dos casos anteriores, pues la puedes encontrar con diversas longitudes. Se trata de una almohada, por lo general, larga en la cual la embarazada puede apoyar su peso, pero con la diferencia de que puede moldearse a placer. La ventaja de este tipo de almohadas es que una vez termine el embarazo podrás seguir dándole uso gracias a su flexibilidad. Además, es más sencillo de almacenar que la almohada en U pues, a pesar de llegar a tener un volumen similar, puedes darle la forma que más te convenga.

Almohadas multifuncionales

Este tipo de almohadas son similares a las del tipo alargadas. Las almohadas multifuncionales son alargadas y tienen una forma ligeramente curva que permite a la mujer embarazada apoyar la cabeza, la tripa y meter un extremo entre las piernas. Además, su principal característica es la multifuncionalidad, pues puede cambiar la forma de almohada para embarazada a almohada para el bebé. Los extremos de este tipo de de almohada se pueden unir, dejando una forma redondeada donde apoyar al bebé durante la lactancia.

¿Qué tipo de almohada es mejor para embarazada?

Cada embarazada tiene sus propias molestias, no todas viven la experiencia de la misma forma. Por eso es importante que la mujer que vaya a usar la almohada sea quién la elija. Aun así, es posible que no sepas ni por dónde empezar, tranquila, te vamos a dar unas pequeñas pautas que te guíen en tu elección.

Guía para elegir una almohada de embarazada perfecta

El primer paso es conocer las necesidades personales de la mujer embarazada que va a usar la almohada. Con esto no solo nos referimos a las dolencias e incomodidades que pueda tener, sino también a las características del entorno donde habita, y del estilo de vida que lleva. Para una mujer que normalmente suele moverse mucho por la noche, debería optar por una almohada como el tipo alargado, que permite ajustarla de la manera cómoda.

También hay que considerar el tamaño que más te convenga. Por un lado, debes plantearte si tienes espacio de almacenamiento para guardarla, o en caso de no tenerlo, si te molesta que esté a la vista. Por otro lado, debes pensar si durante el periodo de embarazo vas a viajar mucho, si la respuesta es que sí deberías buscar opciones con tamaño pequeño pero transportable.

Otro punto que debes considerar son los materiales que componen la almohada. Las almohadas las puedes encontrar fabricadas en materiales diferentes, y, por ende, con características diferentes. Los materiales más usados para el relleno de las almohadas de maternidad son el poliéster (Firme y transpirable) y la fibra de algodón (Muy transpirable y agradable al tacto). Además, conviene también que los materiales que se utilicen lleven tratamientos antiácaros y sean hipoalergénicos. Asegúrate también de que cuenta con una funda extraíble, para que se pueda meter en la lavadora.

Nuestra recomendación: El mejor tipo de almohada para embarazada

Tras haber hecho un análisis de los principales tipos de almohada, así como de lo que hay que tener en cuenta para elegir la opción perfecta, desde Dormitorum pensamos que la mejor opción de almohada para embarazada es la alargada recta.

Es el tipo más versátil de almohada para embarazada de los que hay en el mercado, además puedes seguir usándola posteriormente para la lactancia del bebé o para una postura más cómoda en cualquier momento. El único inconveniente es que si escoges una de gran tamaño te puede ser difícil encontrar el modo de almacenarlo.

En nuestra tienda online podrás encontrar una gran variedad de productos para dormir sin importar la edad, además de consejos para descansar mejor tanto para adultos como para los más pequeños. Echa un vistazo a nuestra sección de colchones de cuna y prepárate para la llegada del bebé. Contamos además con un equipo de expertos en descanso que pueden ayudarte y aconsejarte en todo momento.

Ir arriba