Colchón con funda

En Dormitorum queremos garantizar que tu colchón se conserve en buen estado el mayor tiempo posible, para que dure lo máximo posible. ¿Cómo conseguirlo? Fácil, te ofrecemos esta selección de colchones con fundas protectoras. Olvídate de sustos que puedan deteriorar tu nuevo colchón. ¡Llévate un colchón con funda de cremallera lavable! El mejor seguro para la salud de tu compra.

Mostrando todos los resultados 2

  • Ver detalles

    Emma Colchón

    Valorado en 0 de 5
    399,00899,00

    Colchón viscoelástico con espuma Airgocell y núcleo perfilado. El colchón Emma, adaptable y acogedor, que ha sido galardonado como el mejor colchón de Europa en varias ocasiones. Envío Gratuito a todas las islas. Consulta AQUÍ las condiciones de entrega.

    Seleccionar opciones
    Mostrar más
    Limpiar
  • Ver detalles

    Colchón Blue Soft Progressive

    227,00621,00

    Colchón viscoelástico articulable de alta calidad. Ideal para somieres eléctricos gracias a su núcleo Blue Soft HR 40 con perfilado que permite una correcta articulación. Alta adaptabilidad. Envío Gratuito a todas las islas. Consulta AQUÍ las condiciones de entrega.

    Seleccionar opciones
    Mostrar más
    Limpiar

Estos colchones incorporan su propia funda lavable. Este tipo de fundas cubren el colchón y ayudan a que estos se conserven en las mejores condiciones. Protege y garantizan la higiene, lo que también es beneficioso para la salud del durmiente. Las fundas protegen al colchón de los ácaros y del polvo.

Otra característica es que, aunque el colchón no sea transpirable, las fundas sí lo son, por lo que evitan la humedad y hacen al colchón un poco más impermeable. Además, están fabricadas con fibras termorreguladoras que, como su propio nombre indica, estabilizan la temperatura y el oxígeno, por lo que previene la sudoración nocturna.

Existen fundas de todo tipo de tejidos, como 100% algodón, látex, poliéster, lana… Normalmente son tejidos elásticos para adaptarse bien al colchón y que no se muevan ni se produzcan arrugas. Lo ideal es que la funda sea de un tejido con una densidad inferior a la del colchón.

Para un correcto mantenimiento, estas fundas pueden desmontarse y lavarse. La frecuencia del lavado dependerá del estado en el que se encuentre. Por lo general, lo recomendable es lavarlas dos o tres veces al año.
Si tienes cualquier duda sobre los colchones con fundas protectoras, nuestros expertos estarán disponibles para ayudarte a través de nuestros distintos canales de atención al cliente; teléfono fijo, WhatsApp o correo electrónico.

Ir arriba