680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Abatibles
Camas Articuladas
Geriatria
Accesorios

Todos, alguna vez en nuestra vida nos hemos despertado con una sensación extraña, de forma repentina y con el corazón muy acelerado. Seguramente haya sido por causa de alguna pesadilla.

Algunos creen que las pesadillas son cosas niños, situaciones en las que a los niños les cuenta dormir porque sienten miedo por la noche, a la oscuridad o a el monstruo que vive debajo de la cama. Pero para nada es así. No hay edad para dejar de soñar ni de tener pesadillas.

Las pesadillas no son más que sueños en el que el contenido nos atemoriza, nos crea un malestar y en muchas ocasiones miedo.  Es como vivir en primera persona una película de terror, en el que nosotros somos el protagonista. De hecho, ¿Quién no ha tenido pesadillas después de ver una película de miedo?

Las pesadillas pueden deberse a muchos otros factores, como problemas personales, en el trabajo, con la familia, problemas alimenticios, de rutinas de sueño como el insomnio o estrés, que se manifiestan en nuestro subconsciente a lo hora de dormir. Normalmente, una pesadilla puede durar lo mismo que cualquier otro sueño, y muchas veces te despiertas por la angustia que estas pasando en ese momento.

Pero, hay otras veces que la pesadilla es recurrente. Es decir, cada vez que te duermes, sueñas lo mismo que antes. Aunque el contexto o las personas con las que sueñas hayan cambiado de un sueño a otro, pero el “late motiv” es el mismo y se repite constantemente.

¿Por qué tengo pesadillas recurrentes?

Que tus pesadillas se repitan una y otra vez es indicio de que tu mente y tu subconsciente te están avisando de algo. Hay algo en tu vida, actual o pasada que te inquieta, aunque conscientemente no te des cuenta y no sepas de qué se trata.

En muchas ocasiones, sientes que has dormido mal y que has tenido una pesadilla, pero no la recuerdas. Esto depende de en qué fase del sueño se producen las pesadillas , si has pasado por la fase REM y depende también del momento en el que te despertaste. Esta fase se caracteriza por el rápido movimiento ocular bajo los párpados. Las pesadillas que se producen en la fase no REM se denominan “terrores nocturnos”, son sólo el 4% y de ellos queda únicamente la mala sensación o el haber despertado entre gritos, ya que no se suele recordar nada.

Pesadillas recurrentes:

Resulta curioso que haya sueños recurrentes que se repitan en diferentes personas. Aunque cada sueño puede tener diferentes interpretaciones, vamos a intentar descifrar qué significan estas pesadillas tan comunes:

Sueño que me caigo

Soñar con caer al vacío o por un precipicio es una pesadilla muy común, seguro que te ha pasado alguna vez y no te explicas por qué. Soñar que caes puede ser indicio de alguna inseguridad, o sentirte solo o sin el suficiente apoyo en algún tema. Por ejemplo, puede ser que en tu infancia te sentías abandonado por tus padres y tienes un carácter inseguro.

Puede deberse también porque no te siente con el suficiente apoyo en algún tema laboral, personal o familiar. Te sientes desamparado, puede producirse si has perdido a alguien recientemente y lo echas de menos.

Sueño que me persiguen

Otro sueño muy usual es sentir que te persiguen, o que tienes que correr delante de algo o alguien que te está a punto de atrapar. Puede deberse a que hay una parte de nosotros mismo, de nuestra personalidad o de nuestras ideas, que damos un poco de lado y que no aceptamos completamente. También puede ser porque tenemos algunos problemas que no sabemos muy bien cómo afrontarlos y nos sobrepasan.

Lo que te persigue puede ser una persona e incluso un animal. Por ejemplo, es muy habitual soñar que lo que te persigue es un toro. Quizás esto esté ligado a la cultura española, ya que vemos al toro como un animal fuerte y bravo que puede lastimarnos. Habría que preguntar a los extranjeros si en sus sueños ellos también son perseguidos por toros, o por otro animal.

Sueño que alguien se muere

Soñar con alguien muere no es tan malo como puede parecer, no es augurio de que esa persona vaya a fallecer. Soñar que alguien muere, o somos nosotros mismos los que fallecemos, puede interpretarse como una necesidad de cambio en nuestra vida. Indicio de que necesitamos “una vida nueva”, en la que no existan esos problemas que te inquietan, monotonía con tu pareja o tensión en el trabajo.

Si en tu pesadilla aparece la muerte puede significar un cambio de aire, un renacer o que necesitas otro rumbo en la vida.

Sueño que se me cae un diente

Otro sueño recurrente es soñar que se te cae un diente, o toda la dentadura. Se debe una vez más a las inseguridades, problemas al realizar algún trabajo en el que no te sientes muy seguro y tienes miedo de hacer el ridículo y exponerte ante todos “sin dientes”.

Puede ocurrir también que en tu pesadilla las caries se apoderen de tus dientes, y se rompan o se caigan como cristales. Puede ser indicio de que crees que cualquier pequeño error puede traerte consecuencias muy graves. Te sientes en la cuerda floja.

Sueño con agua turbia, olas, e inundaciones.

Si sueñas con agua brava, violenta y con grandes olas que aparecen atraparte puede ser porque sientes que no tienes el control total. Hay alguna situación que puede escaparse de tus manos en algún momento. Puede ser que no controles algunas emociones correctamente. Si en el sueño te encuentras sumergido en el agua y que te ahogas, hay algo en tu vida que te preocupa demasiado.

Sin sueñas, por ejemplo, con un río que corre con agua sucia, puede ser porque auguras que van a llegar a tu vida nuevos problemas.

Sueño que estoy descalzo

Al igual que ocurre con los dientes, soñar que estás descalzo cuando todos llevan zapatos puede deberse a que te sientes inseguro, incapaz o te menosprecias. Puede ser que te sientas desamparado o sin apoyo por parte de tus familiares o amigos.

Si caminas descalzo y encuentras obstáculos en el camino, como cristales rotos, clavos o agujas poder ser porque crees que vas a tener que esforzarte demasiado e incluso vas a sufrir para llegar a algún objetivo. “hay piedras en tu camino”.

Diferencia entre pesadillas ordinarias y recurrentes

Las pesadillas ordinarias son aquellas que tenemos esporádicamente debido a algún mal hábito que hemos hecho ese mismo día o incluso antes de dormir: estado de estrés pasajero, un “atracón” a la hora de la cena, consumo de alcohol u otro tipo de drogas, uso de algún medicamento o simplemente porque sí. En este tipo de pesadillas nunca se suele repetir el contenido y se producen aproximadamente cada 3 meses (lo normal). Para controlarlas, es importante eliminar ese motivo que las está originando.

Las pesadillas recurrentes, son aquellas en las que el contenido se repite constantemente y existe un periodo muy corto de tiempo entre la repetición de las mismas. Se producen cuando nuestro subconsciente quiere decirnos algo sobre nuestra vida real, por ejemplo, alguna situación-conflicto que no estamos controlando o que ni si quiera sabemos que existe.

La angustia y el miedo puede manifestarse en forma de pesadillas recurrentes, de ahí que sean tan repetitivas y extrañas. Normalmente, no se requiere ningún tipo de tratamiento médico, pero si a pesar de haber encontrado la raíz del problema sigues experimentando pesadillas, lo mejor es que acudas a un especialista para que estudie tu caso.

Soluciones para las pesadillas

Antes de acudir a un especialista, podemos probar alguna de estas estrategias para hacer que nuestras pesadillas desaparezcan:

Control del estrés

Muchas veces soñamos cosas que no nos gustan porque estamos estresados o pasamos una época de agobio. Podemos combatir ese estrés mediante el ejercicio físico, el yoga o la meditación. Los libros de autoayuda también son recomendables para estos casos.

Fija una rutina diaria

Establecer todos los días la misma hora para cenar, dormir o ducharse antes de ir a la cama ayuda en gran medida a no tener pesadillas. Además, debes de hacer de tu habitación un lugar cómodo y tranquilo para dormir bien.

Lee antes de dormir

Leer un libro antes de dormir hace que nuestra mente se centre en la historia que se está leyendo y la aleje de los malos pensamientos y vibraciones. Puedes optar por novelas románticas o de comedia.

Habla sobre tus pesadillas

Cuenta a tus familiares o amigos las pesadillas que tienes y réstales la importancia que no tienen. Al fin y al cabo, son sueños alejados de la vida real.

Evita medicarte por tu cuenta

Es importante que cuando estés en un periodo de tu vida en el que tengas muchas pesadillas no te mediques por cuenta propia. Si a pesar de intentar estos remedios se prolongan en el tiempo, es hora de que acudas a un especialista.

¿Habéis tenido alguna otra pesadilla recurrente?

Si tenéis alguna duda, pregunta o sugerencia no dudéis en publicar un comentario aquí abajo.

 

Uso de cookies

En Dormitorum utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito