680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Abatibles
Camas Articuladas
Geriatria
Accesorios

El Feng Shui es un arte ancestral oriental de origen taoísta cuyo objetivo es el de mejorar el bienestar de las personas en relación con su ambiente. Nació en China y su traducción sería algo así como “tierra y cielo”. Este arte milenario se basa en mejorar la energía de la naturaleza para que fluya en las casas y mejore la vida en aspectos como la felicidad, la salud, el amor, etc.

Actualmente también se entiende como el arte y la ciencia de la organización y el diseño de entornos que mejoran el flujo óptimo de la energía. Explica cómo tu casa es el reflejo de tu mente. Dependiendo de cómo se encuentre tu cabeza, así estará tu casa y viceversa. Muchas veces podrás saber la información vital de una persona observando el interior de su casa.  

No podemos considerar el Feng Shui como una ciencia cierta, y no podemos asegurar que siguiendo todas esas reglas tu vida mejorará un 100%. Pero sí es un arte que se preocupa por la armonía y la colocación de los objetos del hogar. Una forma de controlar el caos material que a veces se apodera de nuestra casa. Se basa en el medio ambiente, la arquitectura, el diseño de interiores…todo lo que rodea el lugar donde va a vivir el ser humano. Por ello, muchos profesionales de la arquitectura, decoración e interiorismo lo tienen en cuenta para sus diseños.

Historia del Feng Shui

El Feng Shui fue una filosofía que se desarrolló en occidente como una tradición oral que estudiaba los cambios que ocurren en la naturaleza, el clima y los astros. Era considerada un asunto de estado ya que, en un principio sólo tenían acceso algunos nobles y altos cargos.  

Encontramos su primer texto en el año 300 a.c (El libro de los Sepulcros), llamado así porque en un primer momento el ámbito de aplicación de esta filosofía eran las tumbas (suerte para los descendientes). El primer maestro fue Yang Yung Sun (s.IX) y dio a conocer de forma abierta el Feng Shui a todas las clases sociales de la época. 

En esta misma época aparecen en China los Fang Shih, sabios y adivinos que practicaban la adivinación mediante la observación del paisaje. Estudiaban las montañas, los ríos, los puntos cardinales… Posteriormente, durante la dinastía Tang, se asentaron las bases del Feng Shui. 

En los años 80 (auge de la Nueva Era), un monje tibetano llamado Thomas Lin Yun comenzó a predicar esta doctrina desde California y fue entonces cuando empezó su verdadera expansión. En el último siglo, se ha popularizado enormemente y su práctica y enseñanza se ha extendido por casi todo el mundo.  

¿Por qué es tan importante la cama para el Feng Shui?

Hay muchos factores que intervienen en el arte del Feng Shui. Elementos de la naturaleza como el agua, el aire, la luz y el espacio. Por ello, debemos considerar la ubicación de las ventanas, grifos, paredes en la colocación de los muebles de casa.

Existe para el Feng Shui una habitación muy importante para el correcto flujo de energía del hogar (también conocido como “Chi”). Esta habitación es el dormitorio o dormitorios de la casa. Es el lugar donde descansamos, nos relajamos y e incluso amamos. Por ello, una correcta orientación de la cama en consonancia con el resto de los muebles del dormitorio es primordial para un buen descanso reparador según las normas del Feng Shui.

colocar la cama según el Feng Shui

¿Cómo colocar la cama según el Feng Shui?

En este artículo vamos a ayudarte a colocar la cama de manera correcta en tu dormitorio según el Feng Shui.

La cama en el centro del dormitorio

Estamos de acuerdo con el Feng Shui en que la cama es centro de dormitorio. Es el elemento principal, y sobre su ubicación se deben colocar el resto de los elementos del dormitorio.

La cama debe colocarse en el centro de la habitación, y debe poder accederse a ella por ambos lados. Por ello es imprescindible que se coloque en el medio del dormitorio, y nunca en una esquina. Para el Feng Shui, una cama en una esquina podría perjudicar al correcto flujo de energía positiva. Debe colocarse en medio de una pared. De esta manera podrás colocar dos mesillas de noche a cada lado.

Coloca un cabecero a tu cama

Una de las recomendaciones del Feng Shui es que la cama debe tener un cabecero, fuerte y resistente. La ausencia de cabecero para este arte ancestral es sinónimo de inestabilidad y desequilibrio. La cama debe tener un cabecero con las medidas adecuadas. Aquí te dejamos algunas ideas de cabeceros originales para tu cama.

La cama sobre una pared sólida

El lugar donde se coloque el cabecero de la cama también hay que tenerlo en cuenta. Lo ideal es colocarlo sobre una pared sólida del dormitorio. Intenta no colocar la cama bajo flujos de aire como una ventana. Y si es posible, tampoco con los pies frente a una puerta. Esto podría favorecer un flujo de aire que haga que se escape la energía.

El sur, la mejor orientación

Según el Feng Shui, orientar el cabecero de la cama hacia el sur favorece el descanso y la facilidad para conciliar el sueño. Por ello, intenta colocar el cabecero en la pared que esté orientada al sur. Si es completamente imposible, elige la pared orientada al oeste. Este arte ancestral asegura que de esta manera el descanso te proporcionará una mayor felicidad, fortuna y prosperidad.

¿Dónde está el baño?

El baño de la casa simboliza el agua. Si en tu dormitorio hay un baño incorporado ten cuidado dónde colocar la cama. Por ningún motivo debes colocar la cama mirando hacia la puerta del baño. Esto podría hacer que la energía positiva Chi se escape y perjudicar la calidad del sueño. Además, ¿a quién no le molesta que alguien entre en el baño, encienda la luz y tire de la cisterna mientras estamos durmiendo? Pues si la puerta del baño está frente a la cama mucho peor.

Cuidado con los espejos

Yo no me imagino vivir sin un buen espejo para asegurarme de que salgo de casa con buena cara. Quizás creas que el dormitorio sea el mejor lugar donde colocarlo, y no está del todo mal. Pero ni se te ocurra colocarlo frente a la cama, tan solo intenta que en el espejo no se refleje. Según los expertos en Feng Shui, reflejarse en el espejo mientras duermes puede perjudicarte en la salud.

Cuidado con los espejos en el feng shui

Nada colgando sobre la cama

Es mejor que no haya nada colgando sobre la cama. Si es así, debe ser un objeto ligero y que no apunte directamente. Por ejemplo, si puedes colocar un atrapasueños, pero no una gran lámpara de araña con puntas hacia abajo.

Elige bien los colores

Los colores de nuestro dormitorio también influyen en el Feng Shui. Debemos elegir colores para el dormitorio que ayuden a descansar. Deben transmitir sensación de tranquilidad y paz. Los colores neutros son la mejor opción, y combinado con algún otro color que aporte calidez al ambiente.

La textura y colores de la ropa de cama también juegan un papel importante. Viste la cama con materiales naturales como el algodón, y evita colores y estampados demasiados estridentes. Te aconsejo que optes por decorar con cojines para darle un toque más personal y sofisticado al dormitorio.

La luz, donde empieza la vida 

Para los creyentes del Feng Shui, la luz transmite energía. Este elemento es utilizado en Feng Shui para corregir sectores y representar el elemento fuego en ocasiones. 

Es muy importante que tanto nuestra habitación, como nuestra casa en general esté la mayor parte del tiempo iluminada. La luz siempre es energía independientemente si es natural o artificial. Pero ¡ojo! Es preferible una iluminación natural, es decir, la luz del sol. Su exceso también produce daños, estropeando materiales plantas y también al equilibrio personal. Trata de regular el exceso de luz mediante persianas, cortinas o estores en lugar de usar luz artificial.  

El equilibrio entre la luminosidad y la oscuridad en nuestra casa es lo que va a provocar el equilibrio de nuestras emociones. Su objetivo es crear un ambiente positivo y armonioso que mejore la vida y el bienestar de los ocupantes de una casa. En esta doctrina, cada punto de luz simboliza al sol, necesario para vivir y para mantener las emociones buenas y el ánimo de las personas.  

Algunos trucos para hacer tu casa más luminosa pueden ser: 

  • Añadir importancia al color blanco. Las tonalidades claras y el blanco provocan una sensación de ampliación del espacio y facilitan la fluidez de la luz. 
  • Amplias ventanas. Unos grandes ventanales conseguirán que la luz entre a raudales.

Y tú, ¿has tomado nota para que el Feng Shui te ayude a mejorar tu descanso?, ¿Tienes otras ideas para mejorar la energía del hogar?

Si tienes alguna idea, duda o pregunta que te quite el sueño no dudes en publicar un comentario aquí abajo.

Uso de cookies

En Dormitorum utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito