¿Qué medidas tiene una cama de niño?

medidas cama niño

Aunque no lo queramos creer nuestros pequeños crecen. Un día estás acostando a tu hijo en la cuna y al siguiente te das cuenta de que se le está quedando pequeña. Es en ese momento cuando te planteas comprarle una cama de “niño mayor” y te inundan las dudas. 

Desde dormitorum queremos acompañarte en esta nueva etapa, y hemos preparado unos consejos que no sólo te ayudarán a escoger la medida de cama de un niño, también a elegir la mejor opción ¿Estás preparado? ¡Pues que comience la aventura!

¿Cómo elegir las medidas de una cama infantil?

Llega un momento en toda familia en el cual los papás se dan cuenta de que su pequeño está preparado para dejar la cuna, y toca buscar alternativas de cama que favorezcan su descanso. Aunque nos parezcan aún demasiado pequeños, hay que recordar que los niños crecen muy rápido, y es un dato a tener en cuenta a la hora de elegir la medida perfecta.

Colchones 90x190cm la mejor opción

Aunque a priori un colchón de 90×190 te pueda parecer muy grande, a la larga puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza. 90x190cm es la medida estándar de una cama individual, una muy buena opción de cara a futuro.  Con estas dimensiones te aseguras de que no se le quede pequeña, además tiene suficiente espacio para disfrutar de un descanso placentero.

Hay quienes prefieren dar un paso intermedio, una cama que tenga más espacio que la cuna, pero que sea más pequeña que una cama individual. Por lo general esta medida intermedia suele rondar los 70×140, aunque hay variaciones. Las camas con medidas intermedias vienen muy bien para niños entre 2 y 6 años, pues se ajustan a sus características físicas, pero a partir de los 7 los niños comienzan a demandar una cama mayor. 

La elección de la medida radica en cada persona, y en los factores físicos y de desarrollo de cada niño. 

¿Cómo elegir una cama infantil?

Una vez decidida la medida, toca el resto de la cama. Una cama está compuesta por un colchón y una base que lo sujete. Ten en cuenta que la cama elegida acompañará a tu hijo durante las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo. No podemos escoger a la ligera, debemos pensar en todos los factores relevantes antes de tomar una decisión.

¿Qué colchón elegir para una cama infantil?

A la hora de escoger un colchón hay que centrarse en las características físicas del niño. El peso o la altura son factores determinantes, no solo al escoger la medida, también el tipo de colchón. Por lo general los niños suelen pesar poco, y si les compramos un colchón demasiado duro sentirán molestias y no podrán dormir bien. 

Firmeza

Para las camas infantiles es mejor escoger colchones con una firmeza media/alta que se encuentre acompañada de una adaptabilidad también media/alta. Gracias a estas características tu hijo podrá dormir como un lirón y sobre todo, favoreciendo una postura saludable. ¡Ojo! Ten siempre presente que el colchón perfecto es aquel que permite mantener la columna vertebral alineada con el resto del cuerpo, para no desarrollar dolores de espalda. 

Transpiración

Otro componente importante a la hora de escoger el colchón es la transpiración. Un colchón transpirable evita que se acumule humedad en su interior y se estropee con facilidad. En el caso de los colchones infantiles, también es necesario acompañarlo con alguna funda que evite que la suciedad o los líquidos lleguen al colchón. (Si quieres comprar una funda protectora de colchón echa un vistazo a nuestras alternativas)

Colchón cuba visco

Nuestro modelo cuba visco  es perfecto para exprimir el descanso, tanto de adultos como de los más pequeños. Este colchón cuenta con una firmeza media proporcionada por el núcleo de espumación Open Cell de alta densidad, y su nivel de adaptabilidad es también medio, lo justo para durmientes de peso ligero como son los niños.

Sus capas, además de favorecer la adaptación a cada parte del cuerpo, mejoran el confort de quien lo está usando gracias a ambas capas viscoelásticas en cada una de las caras. Además, cuenta con otros materiales que protegen el interior de moho, bacterias y ácaros, favoreciendo también la transpiración, como son el tejido de loneta o el tejido strecht.

En general este colchón es ideal para personas con peso ligero y niños en edad de crecimiento, porque sus componentes se irán adaptando en cada caso.

¿Y qué pasa con la base a escoger?

Las bases juegan un papel muy importante en las camas infantiles, pues hay diferentes tipos de camas. Se puede elegir entre literas, bases individuales o camas nido

¿Nuestra recomendación? Para habitaciones infantiles camas dobles sin duda, así tu hijo podrá traer amigos con los que jugar y hacer fiestas de pijamas. A contunuación te dejo algunas opciones. 

Estos serían nuestros principales consejos a la hora de elegir las medidas de una cama de niño, si tienes más dudas siempre puedes preguntar a nuestro personal, que te responderán encantados y sin compromiso. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba