¿Es malo dormir con tapones?

dormir con tapones

La contaminación acústica es un problema en la sociedad actual y este no solo nos afecta de día, también puede repercutir en nuestros hábitos de sueño de manera muy negativa. Cabe la posibilidad de que nuestros vecinos sean ruidosos, que vivamos en una zona que mantenga altos los decibelios o incluso que simplemente estemos pensando si es bueno o malo dormir con tapones.

Ventajas de dormir con tapones

1. Buena solución para reducir ruido

La principal ventaja de dormir con tapones en los oídos es obviamente la reducción de ruido exterior que, en consecuencia, nos permitirá conciliar el sueño de una vez por todas. Podríamos usar otros métodos como cascos con música pero no son tan efectivos con todo el mundo ni tan cómodos.

2. La solución más barata

Los tapones son la mejor solución para conseguir aislarte del ruido tanto por comodidad como por economía. Insonorizar las paredes, por ejemplo, requiere obra y de un desembolso económico importante. No obstante, veremos más adelante cómo esta última podría ser también una solución adecuada y los motivos.

3. Reduce el insomnio

Otra de las ventajas es que, si a través del uso de tapones para los oídos, podemos al fin dormir, mejoraremos nuestra salud. El insomnio, sea por la causa que sea, es un problema que acaba acarreando un perjuicio para nuestro cuerpo y nuestra salud mental, aumentando el malestar general y los niveles de estrés y ansiedad que puedes desencadenar en problemas aún peores.  

Desventajas de dormir con tapones en los oídos

1. Bloquean nuestro canal auditivo

La principal característica que se convierte en una ventaja, también es una desventaja pues, al estar directamente colocados dentro de nuestros oídos, se produce un bloqueo del canal auditivo que puede acarrear consecuencias para nuestra salud. Las más comunes son la generación de tapones a causa de empujar el cerumen, dermatitis y daño en el tímpano por descuidar nuestra salud auditiva.

2. Tienes que estar atento a su mantenimiento

Es necesario que los cambies cada cierto tiempo y que, además, los guardes como es debido. Tendrás que tenerlos en su caja y lavarlos como te indique el fabricante o el médico porque, de lo contrario, podrías provocarte una infección.

3. No son para todos

A pesar de existir muchísimas marcas en el mercado a gran cantidad de personas los tapones para los oídos son incómodos, ya sea para dormir o para por ejemplo, ir a la piscina. Hay que probar varios modelos para encontrar el tuyo y en algunos casos, eso nunca ocurre, especialmente para quien duerme de lado.

Recomendaciones para usar tapones para los oídos

Como ves hay razones de peso tanto para usar tapones de oídos para dormir como para no hacerlo. Hemos recopilado algunas recomendaciones para tratar de ayudarte al respecto:

  • Si sabes que será una cuestión puntual, por ejemplo una obra cercana, puedes probar a usarlos y, si te encuentras cómodo, no deberías tener problema alguno con las acumulaciones de cerumen.
  • Si es una situación que se alarga en el tiempo, por ejemplo, vives en una zona conocida como “de fiesta” quizá debas buscar una solución diferente, como la mencionada de insonorizar la habitación siempre que te lo puedas permitir.
  • En caso que las posibilidades económicas no lo permitan y el uso de tapones tenga que ser prolongado: consulta con tu otorrino, encontrar un material y tamaño adecuado a tus conductos, mantén una correcta higiene de los tapones para los oídos, guárdalos en un espacio adecuado.

Ten en cuenta que, además del ruido o la contaminación lumínica, otra cuestión que influye en la calidad del sueño es la base sobre la que dormimos. Para tener ese aspecto totalmente cubierto podrás encontrar los mejores colchones del mercado en dormitorum.com.

Ir arriba