dormir mucho

Según el Instituto del Sueño, la respuesta es no. No es bueno dormir mucho. De hecho, dormir más de lo recomendado es malo para la salud. Por si no lo sabías, los bebés necesitan dormir 20 horas, los adolescentes entre 7 y 9 horas y los adultos de 6 a 8 horas como máximo.

Por tanto, si eres adulto y duermes más de 8 horas diarias, trata de cambiarlo, ya que el hábito de tener un sueño prolongado puede llegar a ser un riesgo importante para tu salud. El hipersomnio es un trastorno del sueño. Significa que la persona duerme más de lo que necesita para descansar, lo que puede afectar a la función vital del sueño en el ser humano.

8 horas diarias es el tiempo recomendado para dormir

La neuróloga Celia García Malo explica en la web oficial del Instituto del Sueño que el sueño tiene una función vital para el ser humano, ya que muchas funciones se activan en el organismo mientras dormimos. En otras palabras, se llevan a cabo procesos metabólicos e inmunológicos esenciales para seguir estando sanos.

Por tanto, dormir las horas recomendadas nos ayudará a sentirnos bien y a recuperarnos de las fatigas de todo el día. Además, García Malo asegura que el ser humano tiene una mayor calidad del sueño durante la noche, ya que la luz nos hace estar despiertos y la oscuridad nos incita a dormir. Así que, trata de respetar las horas del sueño y seguir los horarios.

Pero no duermas más de 8 horas, ya que si lo haces, caerás en un sueño ligero que no es bueno ni reparador. Al igual que la falta de sueño es perjudicial para tu salud, también lo es dormir mucho. Dormir demasiado puede causar enfermedades, y esto preocupa a la Organización Mundial de la Salud.

Para que te quede todo más claro, puedes leer esta guía de sueño saludable con información proveniente de la Sociedad Española del Sueño.

5 motivos por los que no es bueno dormir mucho

A continuación, vamos a darte 5 razones para que entiendas por qué no es bueno dormir mucho (más de 8 horas diarias):

1. Dormir demasiado afecta al estado de ánimo. El exceso de sueño altera la segregación de la serotonina (a lo que llamamos la ‘hormona de la felicidad’). Esto puede provocar mal humor y dolores de cabeza.

2. Mientras dormimos, suben los niveles de azúcar en la sangre. De hecho, si caemos en un exceso de sueño, se incrementa el riesgo de padecer diabetes.

3. Si dormimos más de 8 horas, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares aumenta.

4. Dormir mucho perjudica negativamente a la concentración y a la correcta actividad del cerebro durante el día.

5. Al dormir demasiado, alteramos el metabolismo, ya que comemos fuera de los horarios y hacemos menos actividad física. De hecho, muchas de las personas que duermen en exceso tienen problemas de obesidad.

3 estudios que demuestran que no es bueno dormir mucho

1. Entre el año 1995 y 2001, el Nurses’ Health Study realizó un estudio. Consistió en hacer unas pruebas cognitivas a 15000 enfermeras (repitiendo esta prueba cada 2 años, llegando a hacerse 3 pruebas en total a cada enfermera). Los resultados determinaron que, aquellas enfermeras que dormían muy poco o demasiado, tenían una edad cognitiva 2 años más envejecida que las enfermeras que habían dormido las horas recomendadas (7-8 horas). Por tanto, podemos decir que la disminución de las capacidades cognitivas está asociada a exceso de sueño.

2. También, otro estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad Libre de Amsterdam determinó que los hombres que dormían menos o más de lo recomendado, tenían una menor capacidad de respuesta de sus células y, por tanto, no captaban la cantidad suficiente de glucosa, teniendo más probabilidad de sufrir diabetes que los hombres que dormían 7-8 horas. Lo más curioso fue que, aun habiendo realizado este estudio en 14 países europeos distintos, en las mujeres no pasó lo mismo.

Por ello, podemos decir que la relación entre el mal hábito del sueño y la diabetes sólo está relacionada con los hombres.

3. Hay un tercer estudio relacionado con el exceso del sueño y sus efectos negativos. Fue elaborado por la Universidad de Cambridge. Este estudio consistió en analizar los patrones de sueño de 10.000 personas entre 42 y  81 años. El resultado fue sorprendente: aquellos que dormían más de 8 horas, presentaron un 46% más de posibilidades de sufrir un ictus o infarto cerebral. En este caso, los investigadores no supieron determinar por qué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo info@dormitorum.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba