De qué está hecho un colchón?

¿Nunca te has preguntado de qué está hecho un colchón? Las camas sobre las que dormimos nos permiten descansar del día a día,  y saber de qué se compone un colchón te ayudará a elegir el adecuado. 

En Dormitorum, como expertos en colchones, hemos preparado este post para que te ayude a comprenderlo de forma simple, pero si tienes alguna duda siempre puedes contactar directamente con nuestro equipo. 

Partes de un colchón

A simple vista no lo parece, pero los colchones cuentan con varias partes divididas en capas y, dependiendo del tipo de materiales o productos utilizados, en el colchón primará algunas características frente a otras, así podemos encontrar en el mercado una gran variedad de modelos que se ajustan a los gustos de todo el mundo. 

Capas

Como hemos dicho los colchones se componen por distintas capas que le otorgan cualidades diferentes a cada modelo. Según la composición y orden de las diferentes capas podemos distinguir entre varios tipos:

  • Colchones de una sola cara: Este tipo de colchones cuentan con una composición y orden de capas heterogénea, es decir, la composición general está pensada para que se duerma por un único lado. A estos colchones no hay que darles la vuelta, pues podrían perder las propiedades por las que habían sido comprados. 
  • Colchones Reversibles: La composición de los colchones reversible es homogénea, al igual que el orden, es decir, la distribución de capas es la misma de un lado que de otro, pues el orden de capas desde el núcleo hasta la superficie es igual de un lado que de otro. A estos colchones hay que darles la vuelta cada cierto tiempo
  • Colchones con dos caras: Estos colchones cuentan con capas y tratamientos especiales que maximizan las características idóneas para cada estación, contando así con una cara de verano con alta transpirabilidad y una cara de invierno, que ayuda a retener el calor.

Núcleo del colchón

El núcleo de un colchón es el bloque central del mismo y determina tanto la firmeza como el tipo de colchón que es, pues se suele conocer a los colchones según el material del núcleo. La firmeza del colchón también la determina el material del núcleo y puede variar entre baja, media o alta, conviniendo siempre que la firmeza total sea media o alta para prevenir de posibles dolores de espalda y aliviar puntos de presión. 

A parte, la composición del núcleo también puede influir en la “independencia de lechos “ del colchón, e incluso la transpirabilidad. 

Acolchado

Entre las distintas capas nos encontramos algunas que crean el acolchado del colchón, y son las que determinan el nivel de adaptación al cuerpo. La adaptabilidad total de un colchón se establece según el material utilizado para el acolchado, así como el número de capas que hay de acolchado en el colchón o el grosor de cada una de ellas. Para el acolchado se suelen utilizar materiales como viscoelásticas, espumación o látex entre otros.

Tejidos o tapizados

Los colchones cuentan con tapizados que cubren el colchón y protegen las capas de su interior. Un colchón puede llevar más de un tejido si aporta alguna característica adicional, aunque el más utilizado es el tejido Strecht, pues aporta resistencia y elasticidad, además de ser suave al tacto y regular la temperatura. 

Tratamientos adicionales

Los colchones suelen contar con tratamientos adicionales que mejoran sus características o les aportan nuevas. Los más comunes son los tratamientos anti ácaros, bacterias y hongos o tratamientos hipoalergénicos para prevenir tanto la aparición de ácaros, hongos y bacterias como evitar reacciones alérgicas.

Tipos de Colchones según sus materiales [Con Ejemplos]

Colchones de muelles

Este tipo de colchones se caracterizan por contar con un núcleo formado por muelles. Son los más antiguos del mercado y en la actualidad existen varios tipos de muelles, los más comunes son los colchones de muelles ensacados. Este tipo de muelles se caracterizan porque cada muelle va metido en un saco independiente. Los colchones de muelles cuentan con una gran capacidad transpirable y favorecen la independencia de lechos. Además, cuentan con una resistencia alta y suelen estar aconsejados para personas con sobrepeso

Ejemplo de colchón de muelles: Pico Las Nieves XXL Muelles Ensacados 

El núcleo de muelles ensacados de este modelo aporta una mayor resistencia, ventilación e independencia de lechos. A parte de los muelles ensacados, este colchón cuenta entre sus capas con materiales como la viscoelástica, capas de espumación de alta densidad, tejidos strecht o tratamientos anti ácaros e hipoalergénicos

Colchones de espuma

Los colchones con núcleos de espumación poseen una gran resistencia, por lo que suelen estar acompañados con materiales que aporten acogida y adaptabilidad, como es el caso de la viscoelástica. Además, los colchones de espumaciones pueden contar con capas adicionales de espuma con características diferentes. 

Ejemplo de colchón de espuma: Colchón económico Confort Pro

El núcleo de este modelo está formado por espumación HR de alta densidad (Open Cell), que le da firmeza y resistencia al colchón sin perder el confort. También cuenta con capas adicionales con espumación Adaptative Dry-Soft, tejido Strecht de alta elasticidad, tejido 3D altamente transpirable y tratamientos adicionales para evitar la aparición de ácaros, bacterias, hongos o alergias.

Colchones de viscoelástica

 La viscoelástica es el material más utilizado en la fabricación de colchones y su principal característica es la gran acogida y adaptabilidad que aporta al producto. Este material cuenta con una tecnología que se adapta perfectamente al cuerpo del durmiente según sus características fisionómicas. En general la viscoelástica no suele ser parte del núcleo aunque es un material tan demandado que a los colchones que utilizan este material se les conoce como “colchones viscoelásticos”.

Ejemplo de colchón viscoelástico: Colchón Viscoelástico Bambú H27

Este modelo cuenta con una capa viscoelástica de 20mm que aporta una firme adaptabilidad al cuerpo. El núcleo es de espumación HR Open Cell y cuenta con tejidos strecht y Pure Fresh 3D, además de tratamientos adicionales antiácaros e hipoalergénicos. La composición total del modelo crea un colchón transpirable con firmeza, buena acogida y adaptabilidad. 

Colchones de Látex

Existen dos tipos de látex, el material natural o el látex que se produce sintéticamente. Este material aporta confort, adaptabilidad y firmeza a la composición del colchón. El principal problema del látex es la transpiración, pues los colchones con este material no suelen ser muy transpirables y no son aconsejables en zonas con humedad o para personas calurosas. 

Ejemplo de colchones de Látex: Colchón Magnifique Privilege

En Dormitorum contamos con este modelo Premium que posee una capa de látex natural microperforado de 40 mm. Es una capa adicional dentro de este modelo con núcleo de muelles ensacados. La capa de látex aporta una gran adaptabilidad y acogida al colchón, además ayuda a aliviar tensiones. Es un colchón de alta gama fabricado con materiales premium y por expertos artesanos, que incluye además un topper para mejorar la acogida.

Espero que este post te haya servido para conocer las distintas capas y composiciones de los colchones, así puedes escoger colchones con conocimiento. Si tienes dudas sobre la composición de un colchón puedes contactar con nuestro equipo de profesionales, y si quieres conocer los mejores trucos y consejos sobre mantenimiento de colchones explora nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo info@dormitorum.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba