¿De qué color elegir una base tapizada?

elegir color base tapizada

Llegó el momento, por fin te has decidido ha cambiar tu viejo somier y has optado por elegir una base tapizada como soporte para tu colchón. Es un gran paso y una buenísima decisión, pero las elecciones todavía no se han acabado. Ahora toca seleccionar el tapizado y el diseño que quieres para tu base y la clave de tu descanso también está en el color.

A lo mejor de primeras no te parece un aspecto relevante, pero elegir bien la combinación de colores hará que el dormitorio transmita una buena sensación. De lo contario, si hay elementos que desentonan, como puede ser la base tapizada, al no estar en armonía con el resto, puede acabar transmitiendo una sensación de incomodidad cuando entras en la habitación.

Usando distintas combinaciones de colores podrás jugar a darle a tu habitación diferentes estilos y transmitir con ellos distintas sensaciones. Esto es posible gracias al papel que desempeña la psicología del color.

Teniendo en cuenta la importancia de los colores, pasaremos a ver qué partes de las bases tapizadas habrá que fijarse a la hora de comprar una, para que combine a la perfección con el resto del dormitorio.

Cómo elegir el color de una base tapizada

Tapizado y diseño

En primer lugar, habrá que seleccionar el tipo de tapizado de la base. El hecho de haber elegido una base tapizada en lugar de un somier de lámiinas, ya le va a dar a la habitación un extra de elegancia. Sin embargo, este aspecto puede potenciarse aún más con el tipo de tapizado.

Las bases tapizadas de Dormitorum están tapizadas con un tejido 3D transpirable, de manera que se permita una mejor circulación del aire. Este tejido puede ir combinado en sus bordes con polipiel, lo que hará que se convierta en la opción más elegante.

En nuestra tienda online podrás encontrar la Base Tapizada Marco Polipiel Life.

Este modelo se encuentra disponible en una variedad de 16 colores distintos, por lo que no encontrarás problemas a la hora de combinarla con el resto del mobiliario de la habitación.

Otra forma de aportar ese toque de elegancia es eligiendo un canapé fijo. Esta opción también la puedes encontrar disponible en multitud de colores.

  • Canape fijo Indra de Relax marco en polipiel
    Canapé fijo Indra
    Producto en oferta
    219389

En cuanto al diseño, como ya hemos mencionado anteriormente, es recomendable que tenga concordancia con la estética de la habitación. Por ejemplo:

  • Si tienes una habitación completamente blanca que hace que transmita paz y sea más luminosa, puedes escoger dos opciones para tu base tapizada: o bien elegir una de color blanco, o bien, hacer que la base aporte un toque de contraste en la habitación. Si prefieres hacer esto último, puedes elegir un color parecido a la madera, como puede ser el marrón o el beige, que dará un toque de color a la habitación, pero sin ser demasiado llamativo.
  • El marrón, el beige y el blanco son la opción recurrente en la mayoría de los casos. Sobre todo, estos colores combinan a la perfección si en tu habitación destacan los colores neutros.
  • Si, por otro lado, quieres darle una estética más moderna a la habitación utilizando solo el color blanco y el negro, puedes escoger uno de estos colores para tu base tapizada en función de los colores que hayas elegido para el juego de cama.

Estos son solo algunos ejemplos básicos, pero puedes seguir combinando bases tapizadas a tu gusto e incluso hacer de éstas el toque de color de la habitación, con opciones un poco más llamativas como el burdeos.

Patas

El otro aspecto que hay que tener en cuenta son las patas. Normalmente, las patas de las bases tapizadas están disponibles en metal o en madera.

En muchas ocasiones, las patas no vienen incluidas, por lo que tendrás que comprarlas a parte. En estos casos, podrás elegir el tipo de patas que más te gusten y que mejor combinen. Además, si transcurrido un tiempo decides dar otra estética a la habitación, puedes mantener la base tapizada pero cambiarle las patas.

Además, no sólo pueden elegirse los colores de las patas, sino también su forma. Podrás elegir patas redondas o cuadradas según tu gusto. De lo único que tienes que asegurarte es de que colocas las suficientes patas para sujetar bien tanto la base tapizada como el colchón. Normalmente se colocan seis patas, aunque puedes añadir alguna extra si lo ves necesario.

Ir arriba