cuanto dura colchon de latex

El descanso nocturno es un factor muy importante en nuestra salud y en nuestra calidad de vida, por ello es importante comprar un buen colchón y saber mantenerlo para que llegue en perfectas condiciones al final de su vida útil. 

¿Pero cuál es la duración de un colchón de latex? Todos los expertos recomiendan que cambiemos de colchón cada 10 años, aunque lo cierto es que los españoles tendemos a alargar más su uso y, de media, los colchones en nuestro país se sustituyen cada 12 años, cuando ya los durmientes no descansan bien o notan problemas de espalda o articulares. 

Lo mejor es no llegar a ese punto y por ello vamos a compartir contigo los factores que determinan cuánto dura un colchón de látex, para que sepas en qué invertir al comprar uno, y cuáles son las señales que avisan de que se debe cambiar el equipo de descanso. 

Factores que determinan cuanto dura un colchón de latex 

Calidad 

La calidad de un colchón influye mucho en cuánto dura. Por lo general, cuando se compra un colchón barato, los materiales son de calidad inferior y se deterioran más rápido, mientras que, al invertir en un buen colchón, las propiedades ergonómicas del núcleo del colchón duran más. 

La calidad de un colchón se ve reflejada en varios factores, entre los que destaca la densidad o, lo que es lo mismo, cuánto material por metro cúbico se ha empleado para fabricar el colchón. A más densidad, mayor calidad y mayor durabilidad. 

Material 

Y un factor estrechamente relacionado con la calidad del colchón es la combinación de materiales empleadas en el núcleo y en los acolchados. En el caso de los colchones de látex, estos suelen fabricarse con una mezcla de látex sintético y natural. La proporción de látex natural va del 20 al 97% según el colchón. 

La duración de un colchon de latex suele estar por encima incluso de los de viscoelástica, aunque todo depende siempre del mantenimiento que se le haga. 

Mantenimiento y limpieza 

Durante los seis primeros meses de uso del colchón de látex, lo más recomendable es darle la vuelta una vez a la semana para que los componentes se asienten bien y se eviten marcas por el peso. Después del primer medio año, hay que darle la vuelta al colchón una vez al mes. ¡Y recuerda hacerlo no solo a lo largo, sino también a lo ancho! 

Además, cada 6 meses aproximadamente es interesante que aspires el colchón para quitarle polvo y ácaros. Y pasado ese tiempo también es un buen momento para lavar la funda del colchón, que se recomienda que sea transpirable e impermeable. 

Igualmente, para un correcto mantenimiento del colchón de látex es imprescindible ventilarlo bien, pues este tipo de colchones acumulan más humedad corporal que otros. Antes de hacer la cama, déjala ventilando al menos 10 minutos (un poco más en verano, cuando se suda por la noche), y de esta forma la humedad se disipará. 

Soporte 

Las bases influyen considerablemente en la vida útil del colchón. En concreto, los de látex necesitan un soporte que les ayude a ventilar y reducir así la humedad, por lo que se recomienda su uso con somieres de láminas

Señales que indican que debes cambiar el colchón de latex 

Existen desniveles en el colchón 

En los colchones que piden a gritos un cambio suele aparecer el efecto huella. Se aprecia principalmente en que la cama empieza a hundirse en determinadas zonas y el durmiente acaba adoptando malas posturas al dormir. 

Alergias o asma 

Los colchones buenos suelen llevar un tratamiento que evita la acumulación excesiva de ácaros, polvo y otras partículas en su superficie, pero con el paso del tiempo esta protección se va debilitando y ni siquiera limpiando el colchón con regularidad se puede prevenir la aparición de alergias o reacciones asmáticas. 

Movimiento excesivo durante la noche 

Si no logras conseguir nunca la postura correcta al dormir y das vueltas y más vueltas, es posible que el colchón haya perdido las características que lo hacían confortable. Además, si notas a tu pareja moverse mucho, es posible que la cama haya perdido la independencia de lechos. 

Sensación de no descansar 

Una de las señales más evidentes de que es hora de jubilar un colchón es la sensación de no dormir bien. Te levantas cansado y arrastras ese cansancio a lo largo del día, lo que influye negativamente en tu desempeño diario. Y, además, el cansancio va acompañado de dolor de espalda, lumbares, cervicales, etc. 

Recuerda: se aconseja cambiar de colchón cada 10 años, pero está en tu mano hacer que tu cama llegue en perfectas condiciones a esa edad o no. Sigue nuestras recomendaciones de compra y mantenimiento de un colchón y presta atención a las señales. Un sueño profundo y reparador será tu recompensa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo info@dormitorum.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba