680 865 214
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filtrar por...
Filter by Categorías de productos
Colchones
Somieres
Canapés Abatibles
Camas Articuladas
Geriatria
Accesorios

Eligiendo el mejor colchón para niños…

La llegada de un bebé es algo maravilloso, ¡qué te voy a contar mamá o papá!, esto lo sabes muy bien. Además de la alegría que invade tu corazón por ese regalo increíble que te ha hecho la vida, se suma la ilusión de preparar todo para su llegada. ¿Le comprarás ya un dormitorio para él solo? ¿O simplemente comprarás la cuna porque dormirá con vosotros por el momento? 

Van pasando los meses, tu bebé se hace mayor, y llega el día que tienes que preparar la nueva habitación porque ya tiene edad suficiente para dormir en su propio dormitorio. Y siguen pasando los meses y aún va creciendo más, y te das cuenta de que su habitación es demasiado infantil, toca renovar muebles y, sobre todo, el colchón (que ya tiene unos cuantos años, incluso quizá se le esté quedando pequeño…). 

¡Cuántas cosas que ver, pensar y comprar! El armario, la cortina, la decoración, la cama… Pero a veces no reflexionamos sobre lo más importante de toda la habitación: el colchón de la cama de tu hijo. Piensa que nos pasamos muchísimos años de nuestra vida durmiendo, tumbados en un colchón, entonces ¿vas a comprarle un colchón cualquiera? Seguro que quieres comprar el mejor colchón para niños del mercado. Ten en cuenta que no todos los colchones son iguales. Elegir el mejor colchón infantil requiere tiempo y dedicación, pero un buen colchón influirá en un buen desarrollo de nuestros hijos. 

Colchón de cuna con bebés

Beneficios de un buen colchón para niños 

Los niños no paran en todo el día: no se están quietos, corren, juegan, saltan, se suben por todas partes. En cuanto caen en la cama, les invade al instante el sueño más profundo, por eso es tan importante elegir un buen colchón para su descanso, para que puedan recuperar por la noche toda la energía gastada durante el día. 

Por otro lado, no olvides que ahora son de “goma”. Tu pequeño está constantemente desarrollando su cerebro y sus huesos. Son muy plásticos en estas edades (es decir, muy moldeables). Dormir y descansar de la mejor forma garantizará que el cerebro de tu hijo adquiera su máxima capacidad y habilidad neurológica y que su espalda no sufra ningún problema postural, ni otros dolores musculares, articulatorios, incluso de cabeza. ¿Sabías que una de las causas de escoliosis (columna vertebral desviada) es dormir en una mala postura? El dolor de espalda se puede prevenir desde bien pronto eligiendo un colchón adecuado. 

Si tu hijo ya va al cole, con más hincapié tienes que pensar en el colchón en el que dormirá. El mejor descanso durante la noche hará que tu pequeño rinda al máximo en el transcurso de la mañana. Si tu hijo llega lleno de energía (porque ha dormido muy bien), estará más atento y concentrado en clase, tendrá la memoria mucho más receptiva, su razonamiento será mucho más activo; en definitiva, que su capacidad de aprendizaje se incrementará más. No solo se beneficiará en el ámbito académico, si va al colegio habiendo dormido muy bien, eso también afectará positivamente en sus relaciones sociales ya que estará alegre y dispuesto a relacionarse (de manera exitosa) con sus compañeros y profesores. 

Tipos de colchones para bebés y niños

A la hora de comprar un colchón para cuna o para una cama infantil, te encuentras con que existen varios tipos de colchones y la duda surge: ¿qué colchón comprar?, ¿cuál es el mejor colchón para mi hijo? Esto dependerá de los factores antes mencionados. 

También tendrás que reflexionar sobre el núcleo y el acolchado que componen el colchón. 

Muelles 

Los colchones de muelles son los que aportan la mayor firmeza. El acolchado debe proporcionar una gran adaptabilidad porque, de lo contrario, tu hijo puede tener la sensación de estar durmiendo sobre una tabla. Si tu hijo es de constitución pequeña, quizás un colchón de muelles no sea la mejor opción. 

Viscoelástica 

Los colchones viscoelásticos son los que ofrecen mayor adaptabilidad y confort al cuerpo, siempre y cuando tengan un alto grado de firmeza. Si la densidad del núcleo (de espumación HR) y el acolchado de viscoelástica son altas, no debes temer por el descanso de tu pequeño. 

Látex 

Los colchones de látex ofrecen un alto grado de firmeza y adaptabilidad, garantizando siempre la mejor postura para la espalda de tu hijo. Pero estos colchones son los de precio más elevado y los que retienen en mayor medida el calor corporal, así que si tu hijo es caluroso no es una buena opción para él. 

Espumación HR 

Los colchones de espumación son los que ofrecen menor grado de firmeza y menor durabilidad. Si tu hijo es de constitución grande, un colchón de espumación no es la mejor opción para su cama. En el resto de casos, si la densidad de la espumación es alta, puede ofrecer grandes prestaciones como cualquier otro colchón. 

¿Cómo elegir el mejor colchón para tu hijo?

Cuando llega la hora de pensar qué colchón comprar para tu hijo, es necesario que tengas en cuenta varios factores. 

Edad y constitución del niño, los dos factores más importantes. 

No es lo mismo cuando tu hijo es un bebé recién nacido que cuando tienes ya 4 años, ni mucho menos 10. Tampoco es lo mismo si tu hijo es delgadito y no pesa mucho, que si es grande de estatura o tiene algunos kilitos de más: 

  • Hasta los dos años: es recomendable que el colchón de un niño aporte firmeza y comodidad, pero teniendo cuidado que el colchón no ejerza una presión excesiva en ninguna parte de su cuerpo para evitar problemas respiratorios o incrementar el riesgo de muerte súbita. Por otro lado, es importante que los materiales sean higiénicos y transpirables para que no afecten a un buen desarrollo de su sistema inmunitario. La vida útil no será muy alta ya que lo cambiarás pronto, pero aun así, elige el mejor colchón dentro de los diferentes tipos. Para esta edad un buen colchón de espuma es la mejor opción.  
  • Hasta los diez/doce años: tu pequeño sigue creciendo y necesita un colchón que le aporte gran firmeza pero que a la vez pueda adaptar su cuerpo cómodamente, esto ya dependerá de la constitución del niño, si este es delgadito no necesitará que la firmeza del colchón sea demasiado dura. Un colchón de muelles o viscoelástico tiene la firmeza suficiente. Hay muy buenos colchones juveniles de estos materiales con una firmeza media que evitarán dolores de espalda y facilitarán un buen desarrollo. 
  • A partir de los diez/doce años: el niño empezará el camino que le llevará a ser adulto, su cuerpo irá creciendo todavía más y los cambios físicos pronto empezarán a ser evidentes. Tu hijo necesita un colchón que aporte gran firmeza al peso que va a ir ganando en estos años y que tenga unas medidas de adulto porque su estatura también será mayor dentro de un tiempo, siempre garantizando que se sienta lo más cómodo posible al tumbarse en el colchón. Elige uno de muelles, viscoelástico o de látex. Piensa que ahora va a durarle más tiempo, por lo que elige un buen colchón para ellos. 

Medidas 

El grosor del colchón de un niño puede tener entre 12 y 18 cm porque, al no pesar tanto como un adulto, no es necesario que sea tan grueso. También es importante que tengas en cuenta qué medidas debe tener el colchón que compres para tu hijo, si los papás y la familia sois de constitución grande y estatura alta, es muy posible que tu pequeño también lo vaya a ser. Es recomendable comprarle un colchón de grandes medidas para no tener que cambiarlo en pocos años. Ten también en cuenta la vida útil del colchón. 

Materiales de fabricación 

Fíjate que el colchón que compres para tu hijo esté fabricado con materiales hipoalergénicos. Piensa que su sistema inmunológico se está desarrollado, sobre todo durante los primeros meses y años, por eso es importante que los materiales del colchón sean lo más inocuo posibles, también que no permitan la acumulación de ácaros ni moho. También es importante recordar que, si tu hijo sufre de alergia, es aún más imprescindible que no olvides este punto. 

Transpirabilidad 

Un colchón debe ser lo más transpirable posible, esto está relacionado con el tema del moho. Observa que tenga un buen sistema de ventilación o que sus materiales lo garanticen, así evitarás la formación de moho que pueda afectar a sus vías respiratorias. 

Funda protectora desenfundable 

Sobre todo, cuando son bebés y en los primeros años, la funda suele ensuciarse mucho. Los niños no controlan sus fluidos corporales y babas, mocos, pipí, caca y vómito están a la orden del día (por desagradable que suene, lo siento). Todo esto va a parar a la funda, sumando la leche del biberón que también se puede derramar de vez en cuando. Así que puedes imaginarte lo importante es que la funda del colchón se pueda sacar fácilmente para lavarla y seguir protegiéndolo de estas “incidencias”. Además, si la funda es transpirable, mucho mejor. 

Protectores laterales de calidad y transpirables 

Las cunas de bebés necesitan, además, otro accesorio importante, unos protectores laterales que eviten mientras duermen los golpes fuertes en su cuerpo y, sobre todo, en su cabeza. Fíjate en que estos protectores estén fabricados con materiales suaves, hipoalergénicos y que sean transpirables para garantizar la ventilación dentro de la cuna y la seguridad de su salud. 

Vida útil del colchón

¿Sabías que los colchones tienen fecha de caducidad? Saber si sigue siendo apropiado para el descanso es muy importante a la hora de evitar problemas de espalda. Generalmente se estima que un colchón puede superar perfectamente los 8 años de duración manteniendo sus condiciones óptimas. Pero, es diferente cuando hablamos de un colchón para niños, porque lógicamente el período durante el que lo usará será bastante menor y dependiendo del rango de edad, se buscan unas características u otras (como ya indicábamos en los factores a tener en cuenta).

Ojo con el cubre colchón

La superficie de los colchones acumula a lo largo de su vida útil millones de bacterias que proceden de la sudoración, partículas orgánicas microscópicas que al descomponerse dan lugar a bacterias y gérmenes. Estos organismos a su vez aceleran la descomposición de los materiales del colchón lo que afectará al nivel de confort y a la salud de tus hijos. Cuando usamos un cubre colchón o una funda, estamos creando una barrera que evita que las bacterias dañen la superficie del colchón con lo que alargaremos su vida útil.

Mantenimiento

Los fabricantes suelen indicar una serie de recomendaciones para aprovechar al máximo la vida del colchón. Una de las más normales es dar la vuelta y girar el colchón cada cierto tiempo para evitar hundimientos en la zona del durmiente. Además, es muy importante seguir las instrucciones a la hora de limpiarlo pues algunos productos pueden dañarlo.

El somier

Necesitas dotar al colchón de tus hijos con una base adecuada para su óptimo descanso. Así evitaremos deformaciones prematuras del colchón y aumentará su descanso.

¿Cuándo cambiarlo?

A pesar de realizar un perfecto mantenimiento y de haber protegido el colchón de forma correcta, el desgaste es inevitable al ser un objeto que usan todos los días. Con el paso del tiempo todos los colchones presentan lo que se conoce como ‘’efecto huella’’, que está provocado por el hundimiento en la zona de descanso. Un hundimiento superior a 3 cm se considera perjudicial para la salud.

Esto supone una razón suficiente para la sustitución inmediata del colchón. Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo experimenta cambios físicos y metabólicos, sobre todo si hablamos de los pequeños de la casa. El colchón que antes se adaptaba perfectamente a nuestras necesidades, puede que ahora no sea el más saludable ya que, nuestras características y condiciones físicas han cambiado. Así que intenta no llegar a esos extremos.

En el siguiente artículo ya explicábamos qué señales indican que debes cambiar el colchón.

Conclusión

Si lo que buscas es el mejor colchón para la cuna de tu bebé, te invito a que eches un vistazo a estos colchones de cuna. Pero si tu hijo ya es mayor y duerme en una cama, ten en cuenta las características necesarias sobre cómo elegir un colchón. Aunque, si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros, que con mucho gusto te ayudaremos a encontrar la solución a tus dudas y problemas ;). 

Comprar un colchón hoy en día ya no es una decisión difícil de tomar. Puedes elegir el mejor colchón infantil o juvenil cómodamente desde casa a través de Internet. Además, comprando en nuestra tienda de colchones online, https://www.dormitorum.com/ , encontrarás los mejores colchones nuevos, a un precio excelente y con envío gratis a cualquier punto donde residas (Tenerife, Gran Canarias, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, La Gomera o El Hierro). Invierte en la salud de lo que más quieres en el mundo, elige el mejor colchón y haz que sueñe con los angelitos. 

 

Uso de cookies

En Dormitorum utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito