Contar ovejitas para dormir

contar ovejitas

¿A quién no le han dicho alguna vez “si no puedes dormir, ponte a contar ovejitas”? Desgraciadamente, uno de los trastornos del sueño más comunes es el insomnio, y esto puede afectar de forma negativa a una persona y a su salud del sueño.

Factores como la ansiedad, el estrés o el uso de aparatos electrónicos nos perjudican a la hora de conciliar el sueño, pero, ¿de dónde viene eso de que hay que contar ovejas si no somos capaces de dormir? ¡En este post te lo contamos!

Contar ovejitas: orígenes

El origen de la frase y su referencia proviene del siglo XII. En aquellos tiempos, el judío español Pedro Alfonso de Huesca escribió una obra llamada ‘Disciplina claricalis’. Esta obra consistía en varias recopilaciones. Una de ellas era un cuento y, quien lo escuchase, se quedaría dormido más fácilmente. Este cuento contaba la historia de un monarca que tenía contratado a un fabulista. El fabulista escribía una serie de relatos y se los contaba al monarca para que éste pudiese dormir por las noches.

Como el rey tenía problemas de insomnio, siempre quería un cuento muy largo. Por ello, el fabulista inventó una historia: un aldeano tenía 2000 ovejas. Para llevarlas de regreso a casa, había que trasladarlas al otro lado del río. Como el aldeano tenía un arca bastante pequeña, las ovejas tenían que pasar de una en una. El narrador del cuento iba oveja por oveja contando como pasaban al otro lado del río. Como había tantas, el cuento se alargaba y, finalmente, el rey se quedaba dormido.

Contar ovejitas: ¿es eficaz?

¿Es realmente eficaz contar ovejitas para poder dormir? Aunque es un clásico, según la doctora Milagros Merino, miembro del comité científico de la Sociedad Española del Sueño (SES), puede llegar un momento que, por muchas ovejas que cuentes, no seas capaz de dormir y “este remedio sea peor que la enfermedad”.

Varios estudios dicen que no es un método nada eficaz, ya que al contar tantas ovejas, nos acabamos aburriendo antes de coger el sueño. Sin embargo, estos estudios demuestran que aquellas personas que tratan de imaginar lugares relajantes o paradisíacos se duermen más rápido, ya que el cerebro se entretiene fácilmente mientras imagina, atrayendo al sueño. En otras palabras, se ha llegado a la conclusión de que contar ovejitas no sirve para nada.

Cómo contar ovejas para dormir

Aunque ha quedado claro que contar ovejas no sirve de mucho, sí que hay cierta gente a la que le funciona. Este puede ser tu caso, así que te damos los pasos a seguir:

1. Cierra los ojos e imagina un campo enorme donde las ovejas pastan. También puedes visualizar una cerca, el cielo, árboles o lo que quieras.

2. Piensa que ese campo está lleno de ovejas. ¡Un rebaño inmenso!

3. Comienza a contar ovejas. Ve una por una imaginando que van saltando la cerca o, simplemente, cuéntalas mientras pastan. Quizás la segunda opción sea mejor, ya que se dice que contar las ovejas cuando van saltando la cerca hace que haya que forzar más al cerebro.

4. Respira profundamente. La respiración profunda mientras se cuentan ovejitas es muy importante, ya que ayuda a relajar cuerpo y mente. Inhala y exhala por la nariz mientras vas contando ovejas.

Y si esto de estar contando ovejas no te funciona bien, ¡tienes otras opciones! Sigue estos consejos para dormir bien. Seguro que te vienen genial.

Métodos eficaces para dormir

1. Haz cosas que te aburran o que sean monótonas, ya que no estimulas a tu cerebro.

2. Escucha música relajante o date una ducha de agua caliente.

3. Lee y disfruta de tu libro. No pienses que quieres dormir. De esta manera, sin pensarlo, se te empezará a cansar la vista.

4. Si ves la televisión antes de dormir, no la veas muy cerca. Además, cuanto más grande sea la tele, más difícil será coger el sueño, ya que es un estímulo con luz que afecta a la vista y hace que nos cueste dormir más. Por si no lo sabías, cualquier pantalla avisa al cerebro de que es de día y no es hora de dormir. Por tanto, siempre que haya algo de luz, conciliar el sueño será muy complicado. Evita tener televisión en tu habitación y la menor luz posible.

5. Haz ejercicio regularmente, pero no realices actividades físicas intensas a última hora.

6. Evita estimulantes como el café o el alcohol antes de dormir, ya que pueden alterar mucho.

7. Coge buenas rutinas del sueño y, si duermes siesta, que no sea de más de 45 minutos.

8. No cenes alimentos muy pesados, ni tampoco lo hagas muy tarde. Cuanto más acerques la cena a la hora de dormir, más difícil te resultará coger el sueño.

9. Busca el silencio, que no haya ningún ruido que pueda provocarte insomnio. Además, busca que haya buena temperatura y ventilación en la habitación.

10. Usa la cama solo para dormir o para relaciones con tu pareja, pero no debe ser un lugar de trabajo ni de ocio.Y si necesitas otros métodos diferentes, te recomendamos que hagas caso a estos consejos para dormir rápido.

Ir arriba