Consejos sobre colchones buenos para la espalda

mejor colchon para la espalda

Dormir es salud, no encontrarás en todo el mundo un médico o especialista que no recomiende dormir al menos 8 horas al día, y si encuentras uno que diga lo contrario, es porque ese día no ha dormido muy bien. Como ya sabemos, dormir tiene numerosos beneficios, tanto a nivel físico como a nivel mental. Descansar correctamente ayuda al corazón, a los músculos, los huesos, a nuestra mente y a apariencia. Por ello debemos dormir de una forma saludable. Sí, saludable, de forma que optimicemos nuestro descanso y sueño.

Muchas veces damos vueltas y más vueltas en la cama para adoptar la postura con la que nos sintamos más cómodos para dormir, y durante la noche a veces cambiamos esta posición a una poco saludable sin darnos cuenta (normal, estamos dormidos) y esto puede ser la principal causa de dolores de espalda o molestias en la zona lumbar.

Dormir en una mala postura puede ser perjudicial para nuestro cuerpo, sobre todo se resiente el cuello, las cervicales y crear problemas en la columna vertebral. ¿Nunca te has levantado de la cama como una momia saliendo del sarcófago con dolor lumbar o cuello?

Este problema tiene solución, y seguramente la clave esté en el colchón sobre el que duermes. A continuación, haremos una comparativa del mejor tipo de colchón para la espalda y algunos consejos para encontrar el mejor colchón.

cual es el mejor colchon para la espalda

¿Cuál es el mejor colchón para la espalda?

Elegir el colchón adecuado si tienes problemas de espalda depende de muchos factores que debemos tener en cuenta.

  • En primer lugar, la dureza. Debemos elegir un colchón que no sea demasiado duro, que no te sientas como si durmieses sobre una tabla o en el mismo suelo. Tampoco puede ser demasiado blando, pues tenderá a hundirse y no ofrecerá sujeción ninguna. Debemos escoger uno que se adapte a la curvatura de la espada y ofrezca una sujeción completa a la comuna vertebral.
  • El espesor o grosor del colchón también es importante, debemos elegir un colchón con un grosor suficiente como para soportar nuestro peso durante toda la noche garantizando el máximo apoyo. Es recomendable que el colchón tenga la menos unos 15 cm de grosor.
  • Y no nos olvidemos del tamaño. Debemos elegir un tamaño de colchón lo suficientemente grande para poder adoptar una postura saludable mientras dormimos. Tanto si dormimos en una cama individual o con nuestra pareja en una cama doble, debe haber espacio suficiente para poder dormir a gusto.

Tipos de colchones

Como hemos comentado muchas veces en este blog, existen diferentes tipos de colchones. Hoy vamos a analizar las virtudes de los distintos materiales en función de sus beneficios para cuidar la espalda.

Colchones de Espuma

Seguramente los colchones de espumas son los menos recomendables si sufres dolores de espalda. Al principio pueden parecer muy confortables y de precio muy económico. La espuma, si no está reforzada con otro material, puede deformarse con el paso del tiempo y perder la firmeza inicial que nuestra espalda necesita.

Colchones de Muelles

Los colchones de muelles han evolucionado mucho desde que se empezaron a comercializar. Actualmente los colchones de muelles están formados por resortes independientes que se adaptan de forma individual a tu cuerpo. Debes elegir un colchón de muelles de calidad, con un número de muelles suficiente y con el mínimo espacio entre ellos para garantizar la firmeza suficiente para tu espalda.

Colchones de Látex

Si elegimos un colchón de látex debemos tener en cuenta la calidad de este, si no tiene la calidad suficiente pueden ser muy blando y poco estables. Debemos elegir un colchón de látex de gran calidad, para dormir bien. Una vez más dependerá del precio del colchón.

Colchones Viscoelásticos

Quizás los colchones viscoelásticos sean la mejor opción a la hora de elegir el mejor colchón para el dolor de espaldas. La viscoelástica es el material más novedoso que ha revolucionado el mundo del colchón y el descanso. Esto se debe a su firmeza y grosor que suelen tener estos colchones. La viscoelástica Tiene un “efecto memoria”, se adapta al cuerpo de la persona y ofrece una sujeción lumbar perfecta.

Top 3 mejores colchones para el dolor de espalda

Colchón Colossus Spring

Este es un colchón perfecto para durmientes con todo tipo de pesos pues los materiales que lo componen priorizan la resistencia y durabilidad del colchón sin dejar de ser cómodo y confortable. Está compuesto por un núcleo muelles ensacados con tratamiento térmico del acero que además están potenciados con placas HR 40 y refuerzo perimetral, creando un núcleo resistente que favorece la ergonomía y el confort de la persona que duerme sobre él. Cuenta además con capas adicionales como la Adpatative Dry de fibras acolchadas, o la de Visco Therms de 50 Kg que mejoran la acogida y reparten el peso a lo largo del colchón, generando así numerosas zonas de descanso. Este modelo también cuenta con otra capa de HR 40 Hard de 40kg/m³ de densidad que ayuda al durmiente a permaneces en una buena posición toda la noche, evitando así posibles dolores de espalda.

Colchón Capri Titanium

Este colchón firme posee un núcleo fabricado con muelles ensacados de titanio, que aporta una gran resistencia y durabilidad evitando la corrosión interna a medida que pasa el tiempo. Los materiales que lo componen hacen que el conjunto sea cómodo y se adapte al cuerpo de forma correcta. Entre sus capas podemos destacar la capa Dry Hight Soft de 20 mm que mejora la acogida y confort en el colchón, las capas viscoelásticas de 20 mm por las dos caras, que se ajustan a la forma y posición del cuerpo durante la noche aliviando los puntos de presión, y las placas HR Compact Form Soft, que mejoran la transpiración del colchón para que no se creen humedades.

Colchón Diamante

Este modelo es un colchón artesanal compuesto por materiales naturales perfectos para personas con piel sensible. Cuenta con un núcleo de muelles ensacados INSAC MAX 7Z, repartidos a lo largo del colchón que generan numerosas zonas de confort y que se adaptan a la perfección al cuerpo del durmiente y permitiendo mantener una buena postura durante la noche.

¿Qué almohada elegir para el dolor del cuello?

Seguramente si estas pensado cambiar el colchón a uno que mejore la salud de tu espalda, también pretendas hacerte con una nueva almohada. Las almohadas también intervienen en el descanso y soporte de la espalda, sobre todo de la zona del cuello, hombros y cervicales. Al igual que pasa con el colchón, la almohada también debe cumplir unas características para que resulte óptima para nuestro cuello y espalda. Debes elegir una almohada que no tenga un espesor demasiado grande, pues si reposamos nuestra cabeza sobre ella, hará una torsión del cuello hacia adelante pegando la barbilla casi con el pecho. La cabeza debe estar elevada mientras dormimos, pero en línea recta con la comuna vertebral, por eso una almohada demasiado fina tampoco o dormir sin ella tampoco es beneficioso.

Existen gran variedad de almohadas con diferentes rellenos, desde Dormitorum queremos recomendarte las almohadas con núcleo viscoelásticas, pues estas se adaptan a la perfección a la curvatura de tu cuello y permiten gran adaptabilidad. Además, muchas de ellas llevan tratamientos antiácaros y son hipoalergénicas, un extra para tu descanso y salud. Pero si tu problema de dolor de espalda continúa puedes optar por almohadas cervicales como este modelo.

No dudéis en publicar un comentario aquí abajo si tenéis alguna sugerencia, o alguna duda que os quite el sueño.

Ir arriba