Cómo proteger las esquinas del sofá

como proteger las esquinas del sofa

Todo el mundo dice qué tener mascotas te cambia la vida. La mayoría de las personas con mascotas suelen optar por gatos o perros. Y todo es felicidad hasta que te compras un sofá nuevo y ves que tu querida mascota lo ataca sin piedad. Uno de los lugares donde más se ceban son las esquinas de los sofás, así que hoy te traemos una entrada para que aprendas a cómo proteger las esquinas del sofá de tu mascota. 

Compra un protector de muebles

En la oferta actual online se pueden encontrar un sinfín de opciones denominados “protectores de muebles para gatos”. Puedes elegir entre muchos estilos y diseños. Desde las opciones vinílicas transparentes, que se pegan directamente en el sofá, hasta protectores que se colocan colgando del reposabrazos y cuentan con una superficie hecha con un material que le sirve de afilador de uñas al felino, por lo que lo preferirá frente a la tela del sofá.

Coloca el rascador en el lugar idóneo

Otra forma de proteger tu sofá de los rasguños de tu mascota es que coloques rascadores a modo de protección en las zonas donde suele arañar el mueble. Hay algunos rascadores que ya te vienen con un diseño apto para colocar en la esquina del sofá, ya sea cubriendo completamente el pico de la esquina o todo el lateral del sofá. 

Crea tu propia funda protectora 

Ya hemos comentado en otras ocasiones cómo tapizar un sofá e incluso te hemos mostrado como hacer una funda de sofá. Si tienes mascotas, sobre todo gatos que puedan destrozar el tapizado de tu sofá, crear tu propia funda protectora puede ser una gran opción. En el mercado textil se pueden encontrar telas antiarañazos perfectas para estos casos. Y si lo que te preocupa son tus dotes de costura, tranquilo, no tienes que ser ningún manitas. Para proteger la parte en la que más inciden, que suele ser el lateral del sofá, simplemente debes colocar un rectángulo de tela. Si quieres que no se mueva puedes ayudarte de velcros, pegándolos con un pegamento textil tanto en los extremos del rectángulo de tela como en la base del sofá. Otra opción es usar imperdibles o atarlos de alguna manera. 

A la hora de elegir la tela para hacer esta funda protectora, debes evitar usar telas como el lino, el cuero sintético o el algodón, pues tienen una textura que suele gustar a los gatos. Si no encuentras telas antiarañados puedes optar por opciones como la gamuza, el cuero natural, la felpa o el terciopelo, ya que por lo general los felinos no se suelen sentir atraídos por este tipo de tejidos. Algunas opciones de tela sintética como el nylon, el poliéster o incluso la variedad de telas antimanchas también suelen producir desapego a los gatos. 

¿Y si elijo un sofá con tela antiarañazos? Tampoco te asegura que el gato no vaya a arañarlo, los felinos son animales muy curiosos, y aunque en un primer momento este tipo de tela les cause rechazo, al final acabarán encontrando la manera de rascar ese material. Lo mejor es elegir un tapizado de sofá que sea antimanchas para evitar que se ensucie y además colocarle una funda protectora que sea la que reciba todos los golpes

Alternativas adicionales

También puedes encontrar en el mercado sprays que, al rociarlos sobre la esquina del sofá, evitas que el gato se afile las uñas en él. O alternativas como los protectores de uñas para gatos, que son unas gomitas que se le pueden colocar a los gatos en las uñas y así evitarás que te arañen ningún muebles. Este tipo de productos puedes encontrarlos en diferentes colores, pero igual te cuesta ponérselos a tu gato y acabas con algún arañazo.

¿Qué sofá comprar con gatos?

Mejor sofá para gatos: Sofá Chaise Longue Nivaria

Se trata del sofá preferido de nuestros clientes este año. Es un chaise longue que cuenta con espacio de almacenamiento, asientos reclinables y que además se puede convertir en cama. Pero lo que lo hace un modelo apto para cuando tienes mascotas en casa son otros motivos. 

Como hemos comentado, el tapizado es una parte importante a la hora de elegir sofá cuando se tiene mascota. El modelo Nivaria cuenta con un tapizado de tela antimanchas que será la clave cuando lo acompañes de alguna funda antiarañazos o protector para gatos. También es importante destacar que este sofá cuenta con respaldos y asientos desenfundables, lo que te facilitará la tarea de lavarlos o incluso poder coser una funda adicional con la medida exacta que proteja al sofá de los arañazos. 

Otra consideración importante es la altura desde el suelo hasta la base de este sofá. Al tener poco espacio entre la base del sofá y el suelo será más difícil que el animal se cuele por debajo y pueda arañar la base del sofá. 

Como ves es posible disfrutar de un sofá cómodo, elegante y práctico pero que a la vez te permita poder protegerlo de los arañazos de los gatos.

Espero que este post sobre como proteger las esquinas del sofá te haya sido de utilidad. Si quieres saber más sobre qué tipo de sofá te vendría mejor en tu caso no dudes en contactar con nuestro personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba