De qué color pintar una habitación juvenil

Como a todos nos ha pasado, pasar de niños a adolescentes es un gran paso, incluso si hablamos del color de nuestra habitación. ¿Quién no ha dicho cuándo se ha ido haciendo mayor que su dormitorio ya se le queda un poco infantil? Y algo importante que puedes llegar a pensar es en el color para tu habitación juvenil. ¿De qué color me gustaría pintar la pared de mi dormitorio?

Seas el padre, la madre o el propio adolescente quien esté leyendo esto, vamos a darte los mejores consejos para ayudarte a decantarte por el color adecuado para tu dormitorio o el de tus hijos. Y es que, aunque no lo creas, dependiendo del color que usemos para las paredes de nuestra habitación, evocaremos unas sensaciones u otras.

Color para habitación juvenil: chico o chica

A continuación, vamos a darte una serie de ideas que te ayudarán a elegir el color para tu habitación juvenil. Todos los colores que proponemos son tanto para chicos como para chicas. Colores unisex que quedarán genial dependiendo de cómo sea el dormitorio: blanco, beige o marrón, azul, verde, gris o negro.

Blanco

El blanco siempre es un acierto, ya que es un color neutro y no arriesgas demasiado, por lo que pega con todo. Es decir, si quieres poner los muebles de un color u otro, o decides cambiarlos cuando quieras, siempre van a quedar bien con el color blanco en la pared. Además, si la habitación no es muy grande, el blanco hará que parezca mucho más amplia y luminosa. En otras palabras, el color blanco dará luz a la habitación. Es una buena opción, ¿verdad?

Beige/marrón

El beige o marrón es otra opción atractiva para poner como color de la pared de una habitación juvenil. Es una buena elección, ya que es un color atemporal y combina prácticamente con cualquier tono que quieras usar para los muebles.

Eso sí, dependiendo del tamaño del dormitorio o de la luminosidad, te recomendamos utilizar tonos más o menos claros. Si es una habitación amplia, puedes usar tonos más oscuros como un marrón o beige oscuro, pero si es un dormitorio poco espacioso, opta por tonos más claros que den amplitud, como un beige clarito.

Azul

Aunque el color blanco es neutro y combina con todo, es cierto que los jóvenes suelen ser más arriesgados y les llama la atención otros colores más vivos y originales. Por ello, una buena opción para estos jóvenes a los que el blanco les parece ‘aburrido’, es el color azul. Este color gusta bastante a los adolescentes.  Además, el azul transmite frescura y relajación, lo que ayudará a estar a gusto en el dormitorio y a tener una mayor concentración a la hora de estudiar. Si optas por poner la habitación juvenil en azul, este color combina genial con el blanco o el marrón. ¡Queda muy bonito! Te lo recomendamos.

Verde

El color verde también es una buena elección (por supuesto, estamos hablando de tonos verdes claros). Al igual que el azul, el color verde aporta sensación de relajación, equilibrio y tranquilidad. Además, el verde está ahora muy de moda y queda precioso. Es diferente y original. ¡Nos encanta!

Gris

El gris también está muy de moda este año. Es un color que aporta elegancia y seriedad, pero a la vez un toque juvenil. Lo bueno del gris es que combina muy bien con otros colores, por lo que será mucho más fácil elegir los muebles y el estilo decorativo de la habitación. Por ejemplo, los tonos rosas o azules quedan estupendos con los tonos grises. ¡Son un acierto seguro!

Negro

Es cierto que el negro es un color muy atrevido, pero si lo haces bien, te puede quedar una habitación juvenil muy chula. Eso sí, recomendamos este color únicamente para habitaciones grandes con mucha luz natural, ya que si se pone en una habitación pequeña y con poca luz, parecerá poco espaciosa y muy oscura, lo que producirá una sensación de agobio.

Por otro lado, si pones tu dormitorio con la pared negra, debes incluir tonos claros en los muebles y la decoración. Sino, quedará todo demasiado oscuro, ¿no te parece? El beige o el amarillo son una buena opción.

Después de todas nuestras recomendaciones para ayudarte a elegir el color para una habitación juvenil, te damos un último consejo: cuánto más intensidad de color usemos para la pared de la habitación, más fácilmente nos cansaremos de ese color. Por ello, no arriesgues demasiado si eres una persona que se cansa pronto de las cosas.

Por el contrario, si eres una persona atrevida a la que le gusta innovar, ¡apuesta por la tonalidad que más te guste aunque sea muy arriesgada! Desde luego, tendrás una habitación que no pasará desapercibida.

Y hablando de colores y paredes, si quieres más consejos en cuanto a la pared del cabecero, pincha en el siguiente enlace y descubre ideas para pintar la pared del cabecero de un dormitorio. Y si todavía no tienes el cabecero perfecto, te invitamos a visitar nuestra web para que veas la oferta de cabeceros que tenemos para ti.

¡Esperamos que te gusten! ¡Hasta la próxima!

Ir arriba