Dormir en un colchón duro ¿supone problemas para la espalda?

colchon duro problemas

Nos pasamos una gran parte de nuestra vida durmiendo, por lo que resulta muy importante contar con equipos de descansos adecuados para conseguir un sueño reparador. Entre las frustraciones que más nos quitan el sueño están los dolores de espalda. Un colchón en mal estado o un colchón con características que no se ajusten a tu fisionomía puede provocarte malestar en la zona. Y seguro que te han dicho “cómprate un colchón duro, que te dejará de doler la espalda” pero ¿Es esto verdad? Hoy trataremos el tema de los colchones duros y como afectan a los problemas de espalda en profundidad.

¿Cómo afecta un colchón duro a los problemas de espalda?

Que el colchón es importante y tiene influencia sobre el dolor de quien sufre molestias lumbares es un hecho. Como hemos contado en otras entradas, los dolores lumbares se acentúan o incluso son provocados cuando se duerme sobre un colchón erróneo.

¿Entonces debo elegir un colchón muy duro para que me deje de doler la espalda? No.

No existe un colchón milagroso que, sin importar quien lo use, va a eliminar los dolores de espalda de forma mágica. La firmeza de un colchón, y su utilización para la mejora de la salud lumbar dependerá de las características físicas de cada durmiente.

Siempre se ha creído que los colchones duros son buenos para la espalda, pero no es del todo cierto. Desde hace unos años se han realizado algunos estudios donde se “desmiente” esta realidad y comentan que son los colchones de firmeza media/alta los que mejoran los problemas lumbares, pero también hay que cogerlo con pinzas.

Para que un colchón no te perjudique la espalda y pueda ayudarte en a descansar mejor o incluso aliviar los dolores que ya puedes estar sufriendo, es necesario que alinee tu columna vertebral, es decir, que se adapte perfectamente a la curvatura de tu espalda sin forzarla.

Un colchón duro puede cumplir esta función, pero también un colchón con firmeza media, todo depende de en cuál de los dos casos te deja la espalda recta sin ningún esfuerzo.

Para saber cuál es tu colchón ideal, puedes probarlo en tienda antes de comprarlo. Presta especial atención a si queda alguna de las partes de tu espalda en el aire al tumbarte, en este caso necesitarás uno con menor dureza.

Por el contrario, si al tumbarte puedes apreciar demasiada torsión en tu cuerpo, eso significa que necesitarás un colchón más duro.

Por lo general los colchones muy blandos suelen estar desaconsejados, sin importar el peso que tengas, aunque si te gustan este tipo de colchones eres libre de escoger tu preferido. En todo caso puedes solicitar ayuda al personal profesional de tienda para que te recomienden la mejor opción según tus características físicas.

Y, sobre todo, si sufres de dolores de espalda graves consultar antes a tu especialista para ir con una idea más concreta a comprar el colchón.

Mejores colchones según el peso del durmiente

ColchónPeso del durmienteFirmeza
Colchón Viscoelástico Cuba ViscoMenos de 60 kgMediaVer características
Colchón Viscoelástico Argentum V5colchon-viscoelastico-muelles-fibra-de-vidrio-tejido-argentum-diamond-springs-marca-essenzia-dormire-imagen-portadaMás de 60 kg y Menos de 100 kgMedia/AltaVer características
Colchón Colossus HRColossus_HRMás de 100kgAltaVer características

¿Qué hago si mi colchón es demasiado duro?

Puede que, a pesar de sufrir de dolores de espalda, no puedas permitirte comprar un colchón nuevo. Para mejorar la comodidad de tu colchón si sientes que está muy duro, siempre puedes recurrir a algunos trucos para ablandarlo. A continuación, te dejo algunos.

  • Dejar el colchón respirar sin ropa de cama. Cuando dejamos el colchón desnudo las partículas de aire se meten dentro de éste, provocando que disminuya su dureza. Este es un truco que mejora la dureza de los colchones recién comprados, pues suelen sentirse más duros de lo que realmente son y necesitan ajustarse a su dureza real, pero también puede servir cuando ya están usados.
  • Utilizar peso para ablandar el colchón. Puedes ayudarte de objetos pesados o incluso tu propio peso para mejorar la comodidad de la superficie del colchón. Coloca objetos pesados sobre el colchón, o bien permanece largos ratos sobre éste.
  • Caminar sobre el colchón. Otro truco también extendido para mejorar la dureza de un colchón es caminar sobre él. Tu decides si prefieres hacerlo de pie o colocarte de rodillas y con las manos en el colchón.

¡Pero cuidado! Ten en cuenta que si tu colchón es de muelles al utilizar alguna de las técnicas en las que ejerces presión encima puedes acabar deformando el colchón.

Mejor alternativa para ablandar el colchón: Topper

Los toppers o sobrecolchones son colchones pequeños que sirven para colocarlos encima del colchón original y mejorar la calidad y la dureza de éste. Sirven tanto para conseguir disminuir la dureza del colchón, como para alargar el tiempo de uso del colchón viejo.

Un ejemplo es este modelo viscoelástico con bandas. Tiene una altura de 5cm y bandas de sujeción para que no se mueva del colchón. Está fabricado con viscoelástica que, aparte de mejorar la acogida del durmiente, se trata de un material termo regulable. Esto quiere decir que se adaptará a la fisionomía del durmiente al sentir su calor corporal. Si tu colchón es demasiado duro, este topper te ayudará que todas las partes de tu cuerpo estén alineadas y no quede ninguna parte en el aire.

Espero que este post te haya ayudado a determinar si los colchones duros te puedes ayudar con los problemas de espalda o no. Recuerda siempre consultar a especialistas y al personal de nuestras tiendas físicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para poder dejar un comentario has de aceptar las siguientes reglas RGPD y marcar la casilla:
DORMITORUM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DORMITORUM SL. La finalidad de la recopilación de tu nombre, correo electrónico y contenido es que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.
Legitimación: Consentimiento del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cualquier momento poniéndote en contacto con nosotros al correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Ir arriba