Las camas articuladas están especialmente indicadas para personas que pasan mucho tiempo en cama, sobre todo, personas mayores y gente que debe guardar reposo. Permiten colocarse en distintas posiciones y aliviar tensiones del cuerpo, así como facilitar los movimientos de los pacientes. Camas hospitalarias a tu alcance con las mejores garantías gracias a Dormitorum.com. Una cama articulada eléctrica para mejorar el descanso y la calidad de vida en tu hogar. Descubre los mejores precios y nuestros packs de cama articulada con colchón.

Análisis de las mejores camas articuladas para 2021

349,00€

Mostrar más

419,00€

Mostrar más

590,00€

Mostrar más

Esta es nuestra selección de camas articuladas, donde la calidad de sus materiales, comodidad y diseño están a la altura de los clientes más exigentes. Contamos con un amplísimo catálogo que se adapta a las necesidades de cada cliente. ¿Quieres ver más? Sigue bajando…

Colchones para camas articuladas

246,00€

Mostrar más

399,00€

Mostrar más

118,00€

Mostrar más

Cama articulada de matrimonio

529,00€

La cama articulada doble Dormi Life Two es la cama ideal para esos matrimonios que quieren disfrutar de las ventajas de una cama articulada, pero con diferentes preferencias, ya que permite inclinar los somieres por separado:

  • 2 motores independientes 

  • 2 mandos a distancia para manejar la cama

  • Un total de 5 planos de articulación

  • Somier de 24 lamas de haya de alta calidad con doble  lama en el plano lumbar

  • Soporte oscilante doble para lamas “Hytrel”, que permite adaptación a los distintos pesos del cuerpo

Mostrar más

Tal vez te interese comprar

161,00€

Mostrar más

99,00€

Mostrar más

35,00€

Mostrar más

Pack de cama articulada con colchón

515,00€

Pack ahorro de cama articulada con colchón. Este conjunto incluye el somier articulado eléctrico Dormi Life One y el colchón Blue Soft Progressive. La mejor opción para disfrutar del lujo de una cama articulada y un colchón viscoelástico de calidad, a un precio incomparable.

Tipos de camas articuladas

Cada vez es más frecuente tener en la familia a una persona con afecciones incapacitantes. Puede tratarse de una persona adulta, joven o incluso un niño.Por eso, te vamos a hablar de los tipos de camas hospitalarias que permiten mejorar la calidad de vida de las personas con movilidad reducida.Estas camas hospitalarias alivian muchos de los problemas que puede sufrir tu ser querido. Por ejemplo, el paciente sentirá mejoras en la espalda, además de la reducción del dolor de las extremidades inferiores, el asma, el reflujo estomacal y los problemas del corazón.

Preguntas frecuentes

Una cama articulada puede mejorar el día a día de un paciente o persona que deba hacer reposo, pues permite modificar la postura del colchón según las necesidades de cada momento. Gracias a los distintos planos de articulación, la cama puede levantarse de la parte superior para comer, charlar con alguien o ver la televisión. También puede cambiar la altura de la parte inferior para mejorar la circulación de la sangre en las piernas y evitar que el paciente se deslice hacia abajo. Además, muchas camas cuentan con reguladores de firmeza en las láminas del somier para mejorar y personalizar el descanso.

Actualmente, casi todas las camas de este tipo cuentan con un motor eléctrico que permite mover la cama usando un mando. Esto ayuda a que los pacientes se sientan más autosuficientes, pues ellos mismos pueden mover la cama desde el mando sin tener que ponerse de pie ni hacer ningún esfuerzo. En muchos casos, la autonomía de movimiento mejora el ánimo de los pacientes.

Además, estas camas no solo ayudan a quienes guardan reposo, sino también a sus cuidadores, pues les ayudan a hacer menos esfuerzo para mover al paciente. Así reducen las molestias en la zona lumbar que suelen ir asociadas al cuidado de personas.

Camas mecánicas articuladas

Las camas manuales articuladas tienen un somier articulado en dos planos y se pueden cambiar de posición de forma manual.

Camas eléctricas

Este tipo de camas son las más usadas porque son muy cómodas y fáciles de usar. Incorporan un motor eléctrico debajo del somier y se pueden colocar en distintas posiciones usando un mando. Cuentan con hasta cinco planos de articulación para adaptar la postura del somier a tu gusto y comodidad. Se pueden conseguir camas eléctricas individuales y también camas de matrimonio, con dos somieres articulados independientes y dos motores que dan total libertad de movimiento a cada uno de sus ocupantes.

Las camas metálicas ofrecen mayor higiene que las de madera, pues se pueden limpiar y desinfectar con mayor facilidad. Por su parte, los acabados en madera logran unas camas más elegantes.

En Dormitorum.com encontrarás camas eléctricas de gran calidad y al mejor precio. Además, podrás conseguir en la misma compra el colchón que necesitas para tu nueva adquisición. Para este tipo de camas, se recomiendan colchones de látex o de HR porque son de firmeza media y ofrecen mayor flexibilidad que los de muelles ensacados o los de viscoelástica, lo que hace que no se deformen por cambiarlos de postura.

No lo dudes, compra cómodamente desde casa en nuestra tienda online especializada en colchones y camas. Dormitorum.com ofrece productos con la mejor relación calidad-precio y además tiene gastos de envío gratis a toda Canarias.

Y si lo prefieres, puedes venir a nuestras tiendas de Tenerife para probar nuestras camas eléctricas. Nuestros expertos en descanso te escucharán para saber cuáles son tus necesidades y te recomendarán la cama y el colchón perfectos para ti.

Siempre que sea posible, la mejor idea para hacerte con uno de esos modelos es comprar camas articuladas eléctricas. Aportan muchísima más comodidad tanto al usuario como al posible cuidador ya que su motor eléctrico no te obliga a usar la fuerza para realizar los movimientos de la cama.

Esto es especialmente importante si la persona que va a usar uno de estos modelos tiene dificultades motrices como para manipular una cama manual, en el caso de las eléctricas todo se soluciona un mando de uso muy simple.

Además de esto, las camas articuladas eléctricas se pliegan en más planos que una manual, por lo que la ergonomía para el usuario va a ser mucho mayor, teniendo un arquillo sujeta colchón para sostenerlo en su sitio. Hay incluso algunos modelos que cuentan con patas regulables en altura que ayudarán al usuario o cuidador a tener más comodidad.

Para complementar bien la cama y su comodidad tienes que elegir colchones para camas articuladas. Son modelos especiales que aseguran la ergonomía, esté la cama plegada en algunas zonas o bien extendida completamente. Se adaptan al somier articulado de láminas que tienen estas camas para permitir el plegado sin dejar de lado la comodidad.

Camas articuladas individuales

Las camas articuladas individuales suelen tener un tamaño estándar de 90×190 cm pero hay modelos más grandes. Gracias a esta variedad puedes escoger en función de la corpulencia del usuario o del tamaño de la habitación y garantizar una buena distribución del espacio y comodidad.

Algunos de los tamaños individuales de camas articuladas son: 90×200 cm, 105×190 cm, 105×200 cm. Después hay modelos que pueden usarse como individual pero que suelen ser considerados tamaños para pareja, como: 135×190 cm, 135×200 cm. 

Camas articuladas individuales

Aquí podemos encontrar diferentes versiones. Por un lado, las de un solo lechocuya articulación es igual para los dos. Por otro lado, las hay con dos lechos, que se pueden articular de manera diferenciada necesitando dos colchones. En ocasiones estos modelos son dos individuales unidas con pletinas, teniendo también doble motor.

Los tamaños de estas camas son los ya mencionados como posibles individuales: 135×190 cm, 135×200 cm y los de tamaño matrimonio de 150×190 cm, 150×200 cm. 

Para elegir el tamaño de cama articulada individual hay que atender a las necesidades de los usuarios o el tamaño de la sala, tendiendo también en cuenta los espacios de paso. Estos modelos, especialmente los dobles con doble articulación de lecho están siendo muy demandados por matrimonios sin necesidad de ser ancianos o personas con necesidades especiales.

No vas a tener problema en vestir una cama articulada, más cuando se trate de un modelo individual. Lo que tienes que tener en cuenta es siempre elegir un buen protector de colchón que lo salve de posibles manchas.

Esto es especialmente importante cuando cuidas de ancianos o personas dependientes que tengan algún tipo de incontinencia. Cubrir bien el colchón es fundamental para proporcionarles un buen descanso.

Además, tendrás que tener en cuenta el material y no comprarlo de cualquier manera especialmente para personas alérgicas o con problemas respiratorios. Del mismo modo tienes que prestar atención a esto a la hora de escoger el colchón.

La ropa de cama la tendrás que adaptar a las necesidades del usuario, algo sencillo en una cama individual, pero en las camas dobles, tienes que prestar más atención. Para estos modelos existen incluso bajeras especiales que permiten una movilidad independiente de lechos pero formando parte de una misma sábana.  En estos casos será mejor juegos de sábanas, mantas y colchas que nórdicos, ya que ayudará mejor a regular la temperatura.

Ir arriba